Un bebé, nacido de una pareja de incestuosa, murió a las dos horas de nacer. El pequeño estaba genéticamente comprometido debido a que sus padres son hermanos de sangre

El trágico suceso ocurrió el pasado 4 de junio en Dustlik, una localidad de Uzbekistán, cuando un bebé no pudo resistir y murió a solo horas de haber nacido, pese a los esfuerzos del personal médico. 

A través de unas imágenes del hospital de Dustlik se pudo ver al menor en sus primeros minutos de vida en una incubadora, mientras que una enfermera limpiaba su espalda baja, que presentaba resequedad.

“Es sabido que en medicina está comprobado que, en la mayoría de los casos, los niños nacen con diversos defectos genéticos debido al matrimonio de parientes cercanos”, informó un funcionario estatal.

Las complicaciones en su nacimiento

El Ministerio de Salud de Uzbekistán comunicó que el bebé, nacido el 4 de junio, tuvo una enfermedad conocida como ictiosis congénita grave. Además, la entidad confirmó que existieron otras complicaciones en su nacimiento, a las que calificó como “potencialmente mortales”.

Muere bebé a dos horas de nacer: sus padres eran hermanos

“En particular, a causa de tales familias, el niño por nacer puede desarrollar enfermedades peligrosas como el retraso mental congénito, las alteraciones cromosómicas, el síndrome de Down, el retraso mental y físico grave”, sentenció la Institución.

La madre del bebé dio a luz a las 35 semanas y cuatro días. Por ello, el menor nació con proporciones preocupantes, pues apenas medía 47 centímetros. Los médicos, cuando advirtieron que el niño estaba perdiendo la vida, hicieron esfuerzos por reanimarlo, pero no lo lograron. El neonato falleció dos horas y diez minutos luego de su nacimiento.

“Por lo tanto, pedimos a los jóvenes que se preparan para casarse, en primer lugar, que se sometan a un examen médico, y luego para empezar una nueva vida, que eviten el matrimonio entre parientes cercanos”, sentenció el Ministerio de Salud.

¿Qué es ictiosis congénita?

La ictiosis congénita es un trastorno hereditario que ocasiona piel seca que pica y parece escamosa, áspera y roja. Los síntomas pueden variar desde leves a graves. Por lo general, la ictiosis solo afecta a la piel, pero a veces también puede afectar a los órganos internos.

Generalmente, el diagnóstico es por observación directa de las lesiones cutáneas. Sin embargo, el médico puede realizar exámenes para descartar otras enfermedades que puedan causar sequedad cutánea y escamosidad.

Muere bebé a dos horas de nacer: sus padres eran hermanos

La persona afectada por esta enfermedad tiende a presentar los poros de la piel obstruidos, lo cual implica un serio peligro por sobrecalentamiento. Éste puede ocasionarle desmayos al no irradiar al exterior la temperatura excesiva del cuerpo que, de no corregirse, desemboca en un recalentamiento de los órganos vitales, con el grave riesgo para la vida que ello supone.

El tratamiento consiste en humectar la piel, generalmente con cremas y pomadas. Es mejor aplicarlas después del baño, cuando la piel está aún húmeda. Además, se pueden prescribir cremas que ayuden a la piel a mudar de una forma natural.