A fines de 2018 Crystal Domínguez comenzó a sentir dolores de estómago muy fuertes, hinchazón abdominal, sumado a periodos menstruales irregulares, donde incluso confiesa que “parecía que estaba embarazada de tres bebés”. 

“Tuve aumento de peso en el estómago y no era grasa normal. Mi estómago estaba muy duro y suave. Parecía realmente redondo hasta el punto en que parecía que estaba embarazada de tres bebés“, aseguró Domínguez a a Metro UK.

La mujer acudió al doctor tras los síntomas, sin embargo, recibió una insólita respuesta por parte del profesional: “Los médicos dijeron ‘solo estás gorda’. Me mandaron a un nutricionista y listo“, comentó la mujer estadounidense.

Además, dijo que no fue tomada en cuenta, asegurando que “me dijeron que necesitaba comenzar a hacer ejercicio y cambiar mis hábitos alimenticios. Ni siquiera se molestaron en examinar mi estómago“.

Además, la mujer confesó que “fue muy duro y deprimente. Realmente me convencieron de que estaba gorda. No salía de casa porque me daba vergüenza”.

No era embarazo ni sobrepeso

Sin embargo, el problema de Domínguez no tenía que ver en absoluto con un embarazo ni con un exceso de peso. Tras la respuesta del médico, la mujer decidió buscar otros médicos y uno de ellos notó que su vientre estaba muy redondo, lo que finalmente resultó ser un quiste del porte de una pelota de básquetbol. 

Mujer quiste

Una semana luego de eso, a la joven le extirparon el quiste una semana después además de uno de sus ovarios que se encontraba aplastado por el crecimiento.

“Una semana después, cuando salí de la cirugía, perdí 30 kilos en líquido de mi estómago“, confesó. 

Además, agregó que durante la recuperación “me ponía de pie y sentía que todos mis órganos se salían de mi cuerpo”.

Finalmente, Domínguez envió un mensaje a quienes viven situaciones similares a las de ella: “Tú conoces tu cuerpo mejor que nadie y si sientes que algo anda mal, por favor, ve y hazte un chequeo. Si un médico no te escucha, ve a otro y sigue haciéndolo hasta que encuentres a alguien. Tienes que luchar por ti mismo”.