La joven de solo 20 años, Ignacia Antonia, ya se ha convertido en toda una estrella en redes sociales debido a la gran popularidad que alcanzó en TikTok. Su éxito, eso si, no solo ha sido en Chile sino que a nivel mundial, ya que ahora Ignacia participa en la Escuela de Talentos de Televisa. 

Pero la joven que ya acumula 35 millones de seguidores en redes sociales conversó con Revista Velvet sobre los costos que la incipiente fama le ha traído a su vida. 

Ignacia Antonia

Luces y sombras en la vida de Antonia Ignacia

La rápida fama que ha alcanzado la joven ha tenido buenos momentos, pero también algunos no tan agradables.

"Siento que quizás en algún punto el colegio se me hizo mucho más difícil, estaba tratando de sacar buenas notas, de prestar atención, estar con mis amigos, ser la niña de 17 o 18 años que tendría que ser, pero tenía todos esos viajes y eventos de marca con los que cumplir. Y colapsé", dijo Antonia a la revista. 

La joven además agregó que "me enfermé, me dieron licencia y todo (…) Colapsé full, porque en el fondo tenía que tomar decisiones como adulta, pero no era adulta. Quería ser una niña, pero ya no era una niña. Ya había perdido mi tiempo de niña".

Sufrió bullying 

La influencer contó lo mucho que le afectan los mensajes con descalificaciones que sufre a través de redes sociales, por lo que ahora ella misma se enfoca en transmitir mensajes que ayuden a la contención de quienes la siguen. 

"Siempre voy a apoyar a las personas que necesitan mi apoyo, yo voy a estar ahí. Quiero que ojalá otras personas puedan hacer lo que yo hice, que he cumplido mi sueño", aseguró Ignacia.

Ignacia Antonia explicó que el acoso y el ciberbullying son “terribles”, por lo que es una temática a la que ella presta especial atención.

"Entonces siento que no puedo no hacerlo si me escriben y me dicen que solo cuando ven mis videos se alegran, o si me escribe una mamá contándome que su hija de 12 años se quiere suicidar por bullying. Entonces, es obvio que está en mi poder ayudar, voy a pedirle a mi papá que me acompañe y voy a llegar a la casa de esa niña", finalizó su reflexión.