Colleen Stan fue secuestrada después de hacer autostop, fue mantenida en cautiverio por más de 7 años en los que fue constantemente torturada.

Con 20 años Colleen Stan decidió hacer autostop como ya lo había hecho con éxito en ocasiones anteriores, esta vez al ser el cumpleaños de su novio y no tener grandes ingresos económicos prefirió confiar en su éxito nuevamente y una pareja con un bebé se detuvieron para llevarla.

La familia Hooker residentes de Red Bull, California, Estados Unidos. Habían decidido ese mismo día salir de caza. La familia Hooker compuesta por Cameron, Janice y su bebe, se alejaron a 500 kilómetros de su hogar para encontrar a su víctima.

Colleen y Cameron

Janice acordó con su esposo Cameron que le permitiría tener otra mujer secuestrada en su hogar para dar rienda suelta a sus perversiones sexuales, después de planearlo durante meses y tener todo preparado para llevar a cabo el secuestro, los Hooker eligieron el mismo día que Colleen para salir y lamentablemente el destino los encontró.

Stan no tenía motivos para desconfiar de una típica familia estadounidense, la pareja iba con su bebé en el automóvil. Muchos años después Colleen relató a la revista ‘People’ “Una voz me dijo que corriera y saltara por una ventana y nunca mirara atrás”.

Pensando que no tenía sentido desconfiar de la agradable familia e ignorando la mala espina que le producía Cameron pidió a la familia detenerse para ir al baño en un autoservicio. Stan recuerda que en ese momento algo gritaba dentro de ella que corriera, que no volviera a ese auto, pero siguió ignorando sus presentimientos y volvió al auto.

Caja usada para insonorizar a Colleen

 

El secuestro

Después de partir otra vez desde el autoservicio Cameron se desvió del camino, anduvieron varios kilómetros por caminos de tierra hasta que el hombre se sintió suficientemente a salvo para llevar a cabo su plan.

Cameron amarró a Colleen y le puso en la cabeza la caja insonorizada que el mismo había hecho para la ocasión. Condujeron de vuelta a la casa de los Hooker, Cameron la colgó de las vigas del sótano, la vendó y por primera vez la violó.

Esa noche Cameron y Janice tuvieron relaciones frente a Colleen, tal parece que para celebrar el triunfo. Construyeron para ella una caja de 1 metro por 1,80 en la que sólo se podía sentar y permanecía amarrada todo el día.

Tiempo después la familia se mudó a una caravana y sin el suficiente espacio Cameron construyó una caja parecida a un ataúd que guardaba bajo la cama y donde Stan pasaba 23 horas al día.

Ataúd bajo la cama

Enamorada de su captor

Las violaciones y tortura constantes se volvieron parte de la rutina de Colleen, nunca se atrevió a escapar porque la convencieron de que Cameron pertenecía a una organización secreta llamada “The Company” que la mataría a ella y su familia si intentaba escapar.

Con el tiempo Stan comenzó a tener más libertad en la casa, podía ayudar en las cosas de la casa y cuidar a los niños, nunca pensó en escapar. Todo cambió cuando Cameron comenzó a saborear la idea de tener dos esposas, Janice se dio cuenta de las intenciones y confesó a Colleen que “The Company” nunca existió, que en realidad ella había sido violada y torturada por Cameros desde los 15 años y estuvo de acuerdo en tener a una mujer para él, para que fuera ella la torturada.

Collen Stan

La libertad

Pero Colleen desarrolló el síndrome de Estocolmo y enamorada de Cameron fue incapaz de escapar de su lado, fue Janice quien la liberó cuando ella misma tomó a sus hijos y escapó.

Colleen tiene ahora 62 años y estudió contabilidad para salir adelante. Sin embargo, su terrible pasado le ha impedido volver a mantener una relación estable y duradera y ha fracasado en varios matrimonios: “Tu vida está en el limbo cuando estás en cautiverio”, dijo. “Una vez que recuperas esa libertad y tienes esa opción de nuevo, es como si las puertas se abrieran… Y simplemente corres por ella”.