Marlene Olive tenía 16 años cuando pensó en la forma de deshacerse de sus padres adoptivos, convenciendo a su novio para ejecutar el doble homicidio.

La historia se desarrolló en Estados Unidos, el país que alberga la mayor cantidad de asesinos en serie en el mundo. Marlene con 16 años ingenió la forma de deshacerse de sus padres adoptivos Naomi y Jim, madre y padre respectivamente.

Charles Riley de 20 años, conocido como ‘Chuck’, era el novio de la joven de 16 años y vendía drogas en la escuela de Olive. Marlene comunicó el plan a su novio y fue el 21 de junio del año 1975 que llevaron a cabo el plan.

“Tenemos que matar a esta perra hoy”

El día antes mencionado, Marlene salió con su padre Jim de compras, dejando a su madre Naomi sola en casa. “Tenemos que matar a esta pe... hoy”, comunicó la joven a su novio ese día.

‘Chuck’ obediente llegó a la casa de los Olive cuando Naomi estaba sola y recostada en su cama. La atacó en reiteradas ocasiones con un martillo, la apuñaló y finalmente la ahogó con una almohada.

Minutos después llegó Jim Olive a la casa, quien recibió cuatro disparos propinados por el novio de su hija. Los novios homicidas trasladaron los cuerpos al Parque Nacional China Camp, en el lugar llegaron hasta una gran parrilla donde incineraron a los Olive.

Marlene comenzó a sentir rechazo hacia sus padres cuando se enteró que era adoptada, el descubrimiento accidental fue el detonante en su desequilibrada vida. La joven, además de sufrir una variedad de enfermedades psiquiátricas, tenía una fuerte adicción a las drogas.

Cuando los cadáveres fueron descubiertos y el caso develado, ambos jóvenes fueron enjuiciados, pero la justicia fue dispar para los adolescentes. ‘Chuck’, al ser mayor de edad y autor material del crimen, fue sentenciado a pena de muerte en 1976, sentencia que fue conmutada a dos cadenas perpetuas posteriormente.

Marlene, al ser menor de edad y la autora intelectual del doble homicidio, recibió penas menores. Condenada a cumplir 4 a 6 años de reclusión en el centro California Youth.

El crimen generó gran impacto en la sociedad de la época, principalmente por la edad de los asesinos y la crueldad del crimen. La historia fue plasmada en un capitulo de la serie documental Killer Kids, en el episodio Please Kill For Me.