Un hecho histórico ha sido el reconocimiento de la diversidad de familias por la Dirección del Trabajo que garantiza a los hombres trans, los mismo derechos que las mujeres embarazadas.

 “El trabajador transgénero masculino en estado de embarazo tiene derecho a las garantías que otorgan todas las normas protectoras de la paternidad, maternidad y vida familiar”, establece el documento emitido por el organismo, indica El Mostrador.

Además, los hombres trans también podrán optar a las seis semanas de prenatal y posteriormente a las doce tras tener al bebé. En el caso de que el padre fallezca, los derechos podrán ser traspasables a su pareja si es que está al cuidado del hijo/a. 

Merece igualdad legal

Rolando Jiménez, presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), dijo que “el Estado está reconociendo que tanto hombres, como mujeres pueden embarazarse. Ambos grupos merecen igualdad legal, al margen de su identidad de género, lo cual es un avance de gran relevancia para la diversidad familiar”.

Este es el primer dictamen que utiliza como argumento la Ley de Matrimonio Igualitario, lo que fue destacado por Movilh.

Los derechos que corresponden a la madre trabajadora, según lo establecido por la Ley de Matrimonio Igualitario, se podrán aplicar a cualquier persona gestante independiente de ‘‘su sexo registral por identidad de género’’, destaca el citado medio.

“Después de una ardua lucha y campañas conseguimos que se reconociera la igualdad laboral para todas las personas gestantes. Nos alegra los importantes efectos que está teniendo desde ya el matrimonio igualitario”, reveló Jiménez.

Quien entregó el dictamen final e histórico fue el jefe del Departamento Jurídico y Fiscal de la Dirección del Trabajo, Juan Terrazas Ponce.