En agosto de 2019, Fernanda Hansen y su marido, Rodrigo Rozas, perdieron a Alma, nombre de la que sería su segunda hija, y que llegaría a acompañar a Amelia, de 4 años. Se trataba del tercer bebé que la pareja perdía en el periodo de gestación.

Tras dos años de aceptación como ha indicado en varias entrevista, la animadora compartió un conmovedor mensaje en sus redes sociales, en medio de las celebraciones del Día del Niño que coinciden en fecha con la despedida de su bebé.

"En un día como hoy, sentí cómo el corazón literalmente puede gritar y convertirse en un mar de lamento… Pero los misteriosos caminos de la vida, me han enseñado que todo tiene un para qué", escribió Fernanda junto a una fotografía con una vela prendida en lo que supone ser un altar.

En el post, quiso agradecer por tener la fuerza para "luchar por una ley que permita no invisibilizar más los duelos gestacionales", haciendo referencia a la Ley Dominga que aún se tramita en el senado.

Ley Dominga

Recordemos que el proyecto busca que se establezca un estándar especial para el manejo clínico y acompañamiento a personas que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal. La iniciativa, impulsada por la senadora Marcela Sabat (RN), ha sido apoyada desde un principio por Fernanda Hansen.

Sin embargo, la semana pasada el Senado rechazó los cambios al proyecto de Ley Dominga, por lo que la iniciativa pasara a ser revisada a Comisión Mixta.