Constanza Di Leandro, nació en la provincia de Tucumán y fue dada en adopción con pocos días de vida para criarse en la localidad de Banfield.  

A sus 6 años, tuvo el primer indicio. La pequeña se encontraba en el jardín cuando "Todos hablaban de cómo habían salido de la panza de sus mamas, y nunca había visto una foto de esas en mi casa. Le pedí a mi madre que me la mostrara, me miró fijo y me respondió “no saliste de ahí””, afirmó.

padres

Una verdad sanadora

Hoy, quiso dejar atrás la incertidumbre de su familia biológica y decidió compartir un mensaje en Facebook para aclarar sus dudas. Pues, “Nunca me quisieron contar de qué forma me adoptaron, ni porque lo hicieron bajo qué circunstancias.

Constanza decidió ingresar a grupos en la red social como 'Mi Identidad - Argentina' o 'DONDE ESTAS?' o 'DONDE ESTAS ?? TUCUMÁN'. 

"Busco mi identidad, tengo 26 años. Nací en Tucumán (creo que San Miguel de Tucumán) entre el 25 y 27 de Septiembre de 1994. Los únicos datos que tengo son que el contacto para la adopción fue hecho entre Daniel y su empleada doméstica Marta quien lo contacto con mi madre biológica. Fui entregada en San Miguel de Tucumán en la esquina de La Rioja y Lavalle a Daniel y Alfredo mi padre adoptivo. Ella vestía campera negra y jean azul", era lo que sabía Constanza y compartía en redes. 

facebook

Su mensaje llegó a muchas parte y fue así que se llevó una gran sorpresa. Finalmente la contactó una conocida quien le dio indicios de quiénes eran sus padres biológicos, e incluso se enteró de que su verdadera fecha de nacimiento es el 24 de septiembre. 

"Encontré a mi madre biológica gracias a las redes, recibí cientos de mensajes alentadores y me propuse ayudar a cada persona que necesitara un oído para escuchar o unos ojos para leer, por eso hoy decidí involucrarme un poco más desde mi pequeño lugar", escribió en la red social.

Tras la información y según consigna el sitio Infobae, Constanza viajará a San Miguel de Tucumán la próxima semana, para recorrer las calles y la clínica donde nació. Sueña con abrazar a su madre biológica, pero no tiene planes de hacerse un ADN. “Ojalá me quiera recibir, solo quiero abrazarla y agradecerle porque tuve una hermosa familia, jamás me faltó nada.