El reciente reportaje de Canal 13, sobre la crisis política y humanitaria que esta viviendo Afganistán, dejó en evidencia la cruda situación a la que se enfrenta el país, desde la mirada del periodista Jorge Said: el único chileno que decidió quedarse en Kabul tras la invasión de los talibanes. Su voz se ha convertido en uno de los principales relatos de la crisis afgana para Latinoamérica.

El periodista mostró sus grabaciones realizadas directamente desde las calles de la ciudad, donde se pudo apreciar el caos que reina en el país y principalmente, a las mujeres.

"Muy complicada la situación, y para las mujeres es insostenible", dijo Said en su reporte, agregando que está usando una túnica para que los talibanes no noten que es un extranjero.

Jorge Said

Mujeres afganas en la mira

En las crudas imágenes que el periodista logró capturar desde la ciudad, se le vio recorriendo Kabul en auto y viendo las calles llenas de gente que huye y de talibanes armados, destacando la total ausencia de mujeres, quienes se encuentran escondidas. "Es una situación absolutamente surrealista", comentó cuando una intimidante camioneta talibán bloqueó el paso de su vehículo camino al aeropuerto, en un momento especialmente tenso.

Las mujeres están en una situación terrible, algunas llevando el hiyab (un tipo de velo) y cubriéndose enteras. En los campos de refugiados se te tiran encima para conseguir dinero, están desesperadas y no les importa morir”, afirmó Said.

mujeres afganas

El periodista chileno aseguró que ha podido entrevistar a muchas mujeres y ha sido capaz de reconocer que están dispuestas a suicidarse antes que rendirse a perder su derecho a educación.

“Fuimos al conservatorio nacional de Afganistán donde hay mujeres que vienen estudiando 18 años violín, violonchelo, piano y en la actualidad con el régimen talibán, ellas son consideradas infieles porque tocan instrumentos occidentales”, expresó Jorge.

Mientras el chileno escucha desde su habitación a mujeres encerradas llorando, los talibanes quieren reflejar cierta tranquilidad, sin embargo, sus actos no corresponden a esto.

Frente al peligro inminente de una posible guerra civil, "los talibanes van a empezar con la doctrina dura para matar gente”, afirmó el documentalista, y la situación “se va a poner muy pesada para los locales y para nosotros los periodistas”.