“Debe estar en su menopausia”, esa fue la frase por la que una mujer de Essex, Gran Bretaña, demandó a su jefe tras insultarla y denigrarla frente a compañeros y clientes. La buena noticia es que ganó y ahora el sujeto le debe pagar casi 30 mil dólares. 

El medio Mirror informó que se trata de Leigh Best, quien tenía 52 años y se desempeñaba como vendedora en una empresa de comida para mascotas.

Según el citado medio, la situación se habría dado en marzo de 2020 cuando la mujer tuvo una discusión con David Fietcher, su jefe, por una confusión en los pedidos de la tienda, lo que generó que el hombre se ofuscara y comenzara a gritar. 

Leight Best

El hombre deberá pagar 27 mil dólares

La mujer interpuso una demanda y finalmente el tribunal ordenó que su ex empleador debe pagarle la suma de 27 mil dólares como compensación por el maltrato que recibió.

De acuerdo a lo que determinó la justicia, Fletcher “hizo comentarios inapropiados y despectivos sobre su edad y comentarios agresivos para su sexo como mujer en relación con su percepción o ‘suposición’ de que podría estar en la menopausia o estar experimentando síntomas menopáusicos estereotípicos”.

Además, la mujer no solo lo denunció por el desagradable episodio, sino que también acusó a la empresa de tomar pocos resguardos en medio de la pandemia del Covid-19, por los que el tribunal determinó que los protocolos no se ajustaban a los establecidos por las autoridades del país.

Y es que tras el hecho, la mujer fue despedida por comunicarse de forma “grosera” y “confrontativa” con sus compañeros de trabajo y gerentes, pero la justicia dijo que en realidad la mujer fue despedida de su trabajo por plantear preocupaciones por el Covid-19 y luego victimizada por quejarse del comportamiento de que tenía su jefe con ella. 

“El señor Fletcher invadió la privacidad de la demandante, abordó un tema muy delicado para ella y actuó sin tacto al preguntarle directamente, como empleada que tiene la característica protegida del sexo como mujer, si ella estaba en la menopausia”, indicó la jueza laboral Bernice Elgot.

“Estamos convencidos de que parte del motivo de la decisión de la compañía de despedir a la Leigh Best es que hizo una acusación significativa de sexismo y discriminación por edad contra el Sr. David Fletcher”, sentenció Elgot.