Mujeres de todo Chile luchan diariamente por un futuro mejor no solo para ellas, sino para la sociedad en su conjunto.

Algunas mujeres trabajan esos temas en ONG, otras de forma privada. Pero todas ellas ponen en práctica sus deseos: cómo hacer el país más igualitario en materias tan diversas como la salud, la calidad de vida de adultos mayores, la educación, la inclusión de personas con discapacidad y los más vulnerables, entre otros. Y todas buscan ser un agente de cambio.

A lo largo de los años, muchas organizaciones han buscado destacar esas cruzadas femeninas. Mujer Impacta es una de ellas. María Paz Tagle, fundadora y directora de la fundación, comentó que “es importante que como sociedad no solo conozcamos historias de las mujeres, sino que las contemos, visibilicemos sus iniciativas, porque todos los días hay mujeres haciendo de su parte para hacer de Chile un mejor lugar”.

En ese sentido, María Paz Tagle planteó que muchas de esas mujeres han sido reconocidas por Mujer Impacta, “porque creemos necesario un futuro igualitario: Nuestra misión es impulsar un cambio cultural y social que beneficie a la mujer y parte de ese cambio es lograr igualdad en el trato a la mujer”.

A continuación, diferentes mujeres que fueron reconocidas por la Fundación Mujer Impacta por su aporte a la sociedad.

Salud

Elena Bolados, fundadora de la Organización de Padres de Niños Oncológicos y Premio Mujer Impacta Coquimbo 2020, ha luchado por descentralizar la salud en Chile. “Los especialistas y los tratamientos se encuentran en Santiago, a mí me afecta que los niños oncológicos tengan que salir de las regiones para ser diagnosticados de cáncer y luego seguir su tratamiento que dura meses, incluso años”.

En su región, Coquimbo, Elena Bolados considera que el principal avance ha sido el diseño de un nuevo centro oncológico que entregará el 90% de las prestaciones oncológicas tanto para adultos como para los niños.

Pero, para alcanzar un futuro más igualitario a nivel nacional, Elena Bolados considera que hay que hacer mucho más: “en estos momentos tenemos una salud que depende del tamaño de la billetera. Es injusto, indigno y aberrante. No es posible que la situación económica sea la diferencia entra la vida y muerte. Se necesita que el Estado nos entregue un sistema de salud universal de tal manera que sea tan eficiente que no tengamos que pagar clínicas privadas para elegir lo mejor”, afirmó.

Educación

El bullying es de alta prevalencia en Chile y hasta un 85% de los escolares refiere haberlo sufrido, según un estudio de la Universidad Católica. El tipo de colegio, ya sea municipalizado, subvencionado o particular pagado, no influye en las conductas de violencia de sus estudiantes.

Sin embargo, “la convivencia escolar sí tiene un sesgo de género: las mujeres son más víctimas de ciberacoso que los hombres”, aclaró Andrea Henríquez, fundadora de Volando en V y Premio Mujer Impacta 2018. “Ellos tienen indicadores más altos de la violencia física frente a sus compañeros. Entonces el mismo fenómeno se vive de distintas maneras para hombres y para mujeres”.

Según Andrea Henríquez, Chile ha avanzado en la sensibilización y la consciencia que se tiene sobre el tema “y a partir de esa consciencia se tiene mejores soluciones, como protocolos más claros, más herramientas para docentes y apoderados, tratar el tema explícitamente entre los estudiantes, etc.”.

Pero, según considera Andrea Henríquez, “queda pendiente todavía para los niños, niñas, adolescentes y educadores entender los límites, los riesgos y las responsabilidades en el mundo digital e introducir la empatía digital. Entender también cómo usar la tecnología para unir la comunidad escolar y no generar más conflicto”.

Inclusión

El último Estudio Nacional de Discapacidad, de 2015, reveló que hay alrededor de 2,6 millones de personas con algún tipo de discapacidad en Chile. Según diferentes análisis, estas personas enfrentan diariamente barreras físicas y de comunicación que les impiden desenvolverse en igualdad de condiciones. 

Sonia Castro, presidenta de la Fundación Mamá Terapeuta y Premio Mujer Impacta 2019, afirmó que Chile ha avanzado en materia legislativa, firmando tratados internacionales sobre el tema. “Sin embargo, falta presupuesto y fiscalización para que esto se lleve a la práctica. Las personas con discapacidad y sus familias siguen enfrentando las mismas barreras a la educación, salud, accesibilidad, entre otros, que hace 10, 20 e incluso 50 años”, planteó. “La única diferencia es que ahora podemos demandar, pero no queremos una vida de luchas y demandas judiciales, queremos verdadera inclusión”, destacó.

Por ello, para un futuro más igualitario, Sonia Castro dijo que es necesario “dejar de ver la diferencia como una excepción y entender que todos somos diversos y un Estado garante de los derechos de las personas con discapacidad, para que puedan desarrollarse y participar en igualdad de oportunidades”.

Adulto mayor

Más de 12.000 personas viven hoy en situación de calle en Chile. De este total, 84% son hombres y un importante porcentaje son adultos mayores.

Maite Zubía, presidenta de la Fundación Expreso y Premio Mujer Impacta 2017, cree que para un mejor futuro, los programas de adultos mayores deben estar siempre liderados por mujeres, quienes “suelen estar organizadas y ser aguerridas, logran llamar al voluntariado, a la olla común… El llamado de una mujer siempre es más potente”.

Vulnerabilidad

De acuerdo con la última encuesta Casen, en promedio las mujeres presentan una mayor tasa de pobreza por ingresos que los hombres (9% versus 8,2%). Además, un tercio de las mujeres (32,8%) no reciben ingresos propios, mientras que en los hombres la cifra baja a un 12,9%.

Patricia Beltran, premio Mujer Impacta 2014 y fundadora de Betania Acoge, trabaja con muchas mujeres vulnerables en Valparaíso. Ella sostuvo que “aún hay grandes brechas respecto al apoyo e incentivo para la formación, el trabajo y el emprendimiento con la prospección de generar nuevas fuentes laborales e ingresos que permitan un mejoramiento en la calidad de vida de ellas y sus familias”.

Según Patricia Beltran, Chile ha avanzado en el apoyo solidario con recursos y alimentos, respaldo profesional psicológico, atención social, orientación legal, atenciones terapéuticas y apoyo emocional. No obstante, afirmó que “queda mucho por hacer y las necesidades van en aumento”.

Por ello, planteó que para un futuro igualitario es necesario contar con “el aporte conjunto de empresas y universidades permitiendo generar aprendizajes significativos en distintos niveles de dominio y espacios para práctica y desarrollo considerando las necesidades especiales de los grupos de mujeres más vulneradas”.

Emprendedoras

La participación de mujeres en la creación de nuevas empresas aumentó considerablemente en los últimos años, alcanzando la cifra peak de 56.593 mujeres que estuvieron presentes en las constituciones entre enero y noviembre de 2020, superando en un 140% a las 23.565 del mismo período de tiempo comparable seis años atrás, según el informe Radar Pyme, que desarrolla de RedCapital.

Al respecto, Janet Figueroa, Premio Mujer Impacta 2014 por su iniciativa Bordadoras de Alto Hospicio, comentó que “con los años las mujeres hemos logrados posicionarnos de mejor manera, tenemos posibilidades de postular a financiamientos y ser las creadoras de nuestros propios proyectos, tenemos una gran cantidad de éxitos que lo demuestran. Tenemos redes de apoyos regionales, nacionales, y si lo intentamos, también internacionales”.

Sin embargo, Janet Figueroa consideró que, en su área, trabajando en sectores de mayor vulnerabilidad, “falta un mejor manejo de los medios digitales y mejores redes, digitales, de comercialización, más aún en estos momentos de pandemia, que existen ciudades y regiones en cuarentena, que no han permitido realizar ferias itinerantes, lejos de los mercados más importantes del país. Las regiones o ciudades extremas sufrimos de esto último”.

Por esa razón, para garantizar un futuro más igualitario Janet Figueroa cree necesaria la creación de un centro a nivel nacional de comercialización digital para “difundir los productos de los y las artesanas en vitrinas virtuales, colocadas en aeropuertos y oficinas de turismo en Chile y el extranjero. Si me dan los medios, me gustaría crear este centro”, planteó.

Estos son ejemplos de algunas de las tantas mujeres que hoy están luchando por un Chile mejor, alzando sus banderas por un país y un futuro más igualitario.