La organización Comunidad Mujer lanzó este lunes la campaña “Dedus Crespus”, que trata de emplazar a los hombres a hacerse cargo de la parte que les corresponde en las tareas domésticas.

A través del humor, se dio a conocer un video que muestra este nuevo síndrome Dedus Crespus, o síndrome de los dedos crespos, en el que un doctor habla sobre los “síntomas” que tiene este “mal que está afectando a muchos hombres”.

“Existe una enfermedad que en su mayoría ataca a hombres de todas las edades”, partió el “médico”. “Afecta la motricidad fina y genera cansancio al momento de hacer las tareas del hogar”, explicaba, señalando luego que hay un tratamiento: "Toma una escoba al menos una vez al día”.

La campaña también incluye un sitio web www.deduscrespus.cl, donde hay un test online para diagnosticar a quienes piensan que pueden sufrir este mal, seguido de recomendaciones para recibir el “tratamiento”.

La campaña es una iniciativa de ComunidadMujer desarrollada con el apoyo de Fundación BHP Chile, en el marco de la Red de Educación Digital.

Desigualdad en la carga doméstica

La directora ejecutiva de ComunidadMujer, Alejandra Sepúlveda Peñaranda, explicó en un comunicado que “las labores de cuidado que, en una sociedad machista como la nuestra recaen principalmente sobre las mujeres, se tradujeron en una barrera importante para desarrollar alguna otra labor de carácter remunerado”.

Esto se ha visto reflejado aún más en las cifras de la pandemia. Según un análisis de la organización del trimestre de mayo a julio de 2020, el 88% de las mujeres que perdió su empleo en la pandemia no volvió al mercado laboral, principalmente por falta de funcionamiento de redes de cuidado.

Mientras que según la Encuesta Centro UC de julio de 2020, el 71% de los hombres ha dedicado cero horas en pandemia al acompañamiento de las tareas escolares de sus hijos menores de edad. Mientras que el 38% de los hombres de 15 años y más dedicó no dedicó tampoco ninguna hora a las tareas domésticas.

Hombre lavando la loza

Considerando las tareas domésticas y el cuidado de los hijos es una actividad no remunerada y además que quita mucho tiempo y es agotadora, genera una enorme desigualdad de base laboral, profesional y económica entre géneros.

Según la presidenta de ComunidadMujer, Mercedes Ducci Budge, “la crisis sanitaria dejó en evidencia el entramado que hay entre las instituciones educativas y las de trabajo y cuánto del cuidado se delega en ellas por parte de madres, padres y tutores”.

“Sin salas cunas, jardines infantiles y colegios, realizar el trabajo remunerado fuera del hogar es prácticamente imposible y realizarlo a distancia, por medio del teletrabajo, es un desafío de proporciones”, agregó.