Emily Ratajkowski utilizó la plataforma TikTok para criticar la nueva película de Netflix sobre la vida de Marilyn Monroe

El pasado mes de septiembre se estrenó la película Blondie, que retrata la vida de Marilyn Monroe recibiendo numerosas críticas por el enfoque que dan a la vida de la actriz.

La modelo Emily Ratajkowski, una vez más a utilizado la plataforma de TikTok para manifestar su descontento, esta vez con la nueva película de Netflix Blondie, acusando a este tipo de historias de “fetichizar el dolor femenino”, sexualizando las historias dramáticas en que la hermosa chica sufre y puede ser ayudada.

Emily Ratajkowski

Si bien Emily admitió no haber visto la película, ha escuchado y leído numerosas opiniones que la llevaron a subir un video al respecto. "No me sorprende escuchar que es otra película que fetichiza el dolor femenino, incluso en la muerte".

Bajo el mismo prisma criticó cómo en el ultimo tiempo se ha generado una fascinación colectiva por las mujeres fallecidas "Nos encanta fetichizar el dolor femenino... Nos obsesionamos con las chicas muertas y los asesinos en serie", usando como ejemplo a la princesa Diana, Amy Winehouse, sumado al bullado caso de Britney Spears.

Se confesó también sobre haber fetichizado sus propias emociones y los momentos difíciles de tu vida "se sienten como algo que puede ser atendido", ade3más se refiere cómo la sociedad ve a las mujeres dolidas o ‘chicas fastidiadas’ como ‘algo sexy’.

@emrata

So done with the fetishization of female pain and suffering. Bitch Era 2022

♬ original sound - Emrata

En el 2022 debemos estar más cabreadas

Emily Ratajkowski hizo una propuesta respecto al año 2022 y a la disposición de las mujeres durante este año “Creo que todos tenemos que estar un poco más cabreados. 2022, nena, es mi época de pu..s. Creo que todos deberíamos estar en nuestra era de pe..as".

Como mencionó antes, la modelo y actriz no ha visto aun la película, pero ya aseguró de antemano que pretende ‘estar cabreada’ cuando sea el momento de verla.

Otras voces se han sumado a las criticas que tildan de ‘sobresexualizada’ la película, ubicando a Monroe en una posición reducida y victimizada, no como la mujer fuerte que era.