El Body Shaming es la crítica contante de las personas hacia el cuerpo de otros y aquí te contamos algunas tendencias para combatirlo.

Hace unos pocos años el Body Shaming a comenzado a ser más vistos, sobre todo entre las generaciones más jóvenes como los millenials o la generación Z.

Pero claro, todos tenemos esos tíos, abuelos o incluso nuestros propios padres que no tienen ningún reparo a la hora de criticar nuestros cuerpos, comentarios del tipo “estás mas gordita” o “te faltan unas buenas cazuelas”, son típicos en nuestra sociedad, sobre todo entre los mayores.

Body Shaming

Y como es más fácil cambiar nuestro modo de ver la vida, que cambiar los comentarios normalizados de los mayores, existen nuevas tendencias que nos ayudan a enfrentar esa clase de comentarios sin que nos afecte tan gravemente como lo ha hecho hasta ahora.

A nadie le gusta que la hagan sentir mal por su aspecto físico, lo pasamos en la adolescencia cuando nos llenábamos de espinillas y como si no bastara con no poderlas hacer desaparecer, encima de todo llegaban a burlarse de tu acné.

Pero no todo con comentarios mal intencionados y lo sabemos bien, muchas veces otras personas intentan ser amables diciendo algo como “conozco una buena crema para tu acné” y se agradece que quieran ayudar, pero no queremos que todos los que están alrededor ahora estén pendientes de tu acné.

Body Shaming

Si bien los hombres suelen recibir comentarios más agresivos sobre su cuerpo, de parte de sus pares, las mujeres vemos también como no parece afectarles que les digan “que estay guatón” porque ese es el calibre de las críticas que reciben. También es real que se les ha educado para recibir ese tipo de comentarios sin verse mayormente afectados.

Por otro lado, las mujeres suelen recibir muchas más críticas, no solo es el peso, es la celulitis, son las estrías, las cicatrices, que el brazo de murciélago, las ojeras, las arrugas. Prácticamente cualquier producto de belleza nuevo es una nueva inseguridad para alguna mujer.

Body positive

En respuesta al trato que recibimos quienes no cumplimos con los estándares clásicos de belleza nace el ‘body positivity’ o cuerpo positivo en inglés, que busca cambiar la definición clásica de belleza a una más imperfecta, más realista, aceptar nuestro cuerpo con los kilos de más, la celulitis, las estrías.

Porque al fin y al cabo quienes no tienen estas ‘imperfecciones’ realmente las esconden, con maquillaje, con medias, con tratamientos que no todos pueden pagar y más importante que la sociedad cambie su forma de verte, un proceso que puede tomar décadas, es amarte a ti y tu cuerpo, amar lo que te hace única y ver lo bella que realmente eres, sin estándares, sin complejos, los principales lemas del body positivity son “¡Ama tu cuerpo! ¡Todos los cuerpos son bonitos! ¡Mi cuerpo es bello con todos sus “defectos!”.

Body Shaming

Body neutrality

Otra alternativa es el movimiento body neutrality o cuerpo neutral, que no se enfoca en que ames tu cuerpo, porque todos podemos sentirnos descontentos con nuestro cuerpo en algún momento, es parte de la normalidad.

El body neutrality se enfoca en cuidar nuestro cuerpo, verlo como una máquina con la que nos movemos por el mundo no debemos alabarlo, ni castigarlo porque eso nos lleva a sentirnos frustrados constantemente, ya que el amor propio también depende de nuestro estado de ánimo que cambia día a día