Si estás pasando por un mal momento en tu relación y no quieres tirar la toalla, aquí tienes los mejores consejos para reavivar la química con tu pareja.

Las parejas normalmente pasan por momentos difíciles en los que podrían estancarse y parece no avanzar. Estos momentos son naturales, pues dos personas adultas se enfrentan a una serie de conflictos, el problema es no saber cómo salir de ahí.

Si tu pareja y tu no saben reconocer sus defectos, errores o los problemas que están estancando la relación, debes leer estos consejos si lo que quieres es salvar lo que ambos tienen.

1. Comunicación positiva

Cuando tu relación se entrampa y pareciera ser una batalla de egos más que una relación amorosa. Primero es esencial no dedicar tus esfuerzos en demostrar que tienes razón, ni en convencer al otro que está cometiendo errores.

Seguido de cesar el ‘pie de guerra’, es necesario comprender la realidad de tu pareja, ambos deben comunicar abiertamente lo que están sintiendo de manera empática y respetuosa.

Ponerse en el lugar del otro ayuda a ver los problemas desde una perspectiva diferente y entender mejor las actitudes de tu pareja.

Pareja

2. Saber cuándo es mejor callar

Muchos utilizan la ‘ley del hielo’ como método de defensa, si es tu caso debes saber que es una forma de violencia sicológica hacia tu pareja y debes cesar esa conducta. Los silencios muchas veces ayudan a calmar el torbellino durante una discusión y si sientes que lo necesitas, volver al primer punto y comunicar a tu pareja que necesitas un momento de introspección.

Por otro lado, debes saber identificar los momentos en una discusión cuando es mejor callar, si el ambiente está cada vez más caldeado y no se están escuchando el uno al otro, es mejor hacer una pausa y evitar que pase a mayores.

3. Pasar un tiempo solo

Si los puntos anteriores no están dando los resultados esperados, deben plantearse pasar un periodo limitado de tiempo separados. Los momentos difíciles en una relación pueden fortalecer el lazo o desgastarlo y romperlo.

Cuando los conflictos en la relación se repiten a diario, el cansancio y desgaste que significa puede llevarlos a pensar que es mejor terminar con la relación de una vez. Un espacio de tiempo a solas para la pareja los llevara a reevaluar sus sentimientos, identificar los problemas que los aquejan.

Esta pausa puede evitar que la relación termine definitivamente, porque muchas veces no te das cuenta de la importancia que tiene tu pareja cuando está siempre junto a ti.

soledad

4. Hacer lo que funciona

Lo que funciona entre tu y tu pareja solo lo saben los dos, pueden hacer una retrospectiva y pensar qué funcionaba entre ustedes cuando estaban en mejores tiempos.

Si no logran acordarlo, aquí algunas preguntas que podrían ayudarte: ¿qué hacían tú y tu pareja diferente? ¿Cómo lo lograban? ¿Qué podrías hacer -que sea útil- que no has estado haciendo hasta ahora? ¿Qué podrías hacer tú para que esto se repita en el futuro?

Pareja