Estar con la regla no significa que se tenga que renunciar al placer o a expresarse de manera sexuada. Quizá sea muy diferente a como lo haría si estuviera ovulando pero, ¿quién dijo que la sexualidad está permitida solo en algunos momentos del ciclo?

Escucharse es fundamental para saber en qué momento desea expresarse sexualmente y de qué manera, con qué intensidad y dedicación decide hacerlo o si lo hará sola o en compañía.

La menstruación ha sido un tabú por años. Es una situación que nos ha hecho sentir sucias, poco agradables y deseadas. Mientras vivamos nuestra naturaleza cíclica como un tabú, negativa y horrible, temida o impura y responsable de convertirnos en mujeres malhumoradas, no vamos a sacar nada bueno de ella y nos encontraremos en una incansable lucha contra nosotras mismas.

El ciclo menstrual 

Nuestro ciclo menstrual se divide en cuatro fases que se repiten cada 28 días, aproximadamente: Preovulación, ovulación, premenstrual y menstrual o de sangrado.

Sexo con regla(Infografía: Grupo Health Care)

Habitualmente, la fase asociada al mayor deseo sexual es la de ovulación, por una cuestión hormonal. Es la fase de mayor probabilidad de embarazo y nuestro cerebro lo sabe. Por ello, aunque no queramos procrearnos, se despliega todo un protocolo para conseguirlo.

Sin embargo, en el resto de las fases, también podemos ser sexualmente activas, aunque la energía vital no nos acompañe igual, en algunos casos, o no nos sintamos de la misma manera. Pero, cuando deje de otorgarle ese poder determinista a las hormonas, se quite las telarañas sociales, entienda sus ciclos y respete sus fases, su deseo florecerá en todas ellas.

¿Hay mayor deseo sexual estando con la regla?

Muchas mujeres expresan que, a partir del segundo día de sangrado, se activa su deseo sexual, incluso con mayor intensidad que en fases anteriores, salvo en reglas especialmente abundantes y dolorosas. 

Sexo con regla

Nos sentimos calientes físicamente, la temperatura corporal y vaginal aumenta y, en ocasiones, la menor probabilidad de embarazo nos activa más aún, si no es embarazarnos lo que deseamos. Quizá sí sea cierto que no tenemos la misma energía pero, si es así, la sexualidad no tiene que expresarse de manera pasional ni enérgica en todo momento.

El "Slowsex" podría ser la clave en esta fase del ciclo si existe deseo pero se prefiere un sexo tranquilo y saboreado. Seduzca a su pareja para que se apodere del rol dominante y pueda disfrutar sin grandes esfuerzos, desatando su pasión de manera menos activa, si es lo que desea.

¿Cuáles son los beneficios de tener sexo estando con la regla?

Tener relaciones sexuales mientras estamos en nuestro periodo está lejos de causar daño, incluso, puede ayudar a sobrellevar algunos de los síntomas físicos y emocionales que suelen aquejar a la mujer debido a la actividad hormonal. 

Según el sitio Mejor con Salud, estos serían algunos de los beneficios de tener sexo con regla: 

Mejora la lubricación

Hacer el amor con la regla puede ser placentero porque justo durante esos días, la lubricación mejora notablemente. La regla ayuda a mantener la humedad en el interior de la vagina, lo que a su vez facilita la penetración.

Por lo tanto, las mujeres que tienen problemas de lubricación vaginal pueden tener una experiencia muy placentera cuando tienen sexo o se masturban en esos días.

Mayor libido

Durante la menstruación, y una semana antes, la actividad de las hormonas sexuales se incrementa, lo que se convierte en un desencadenante del deseo sexual y la excitación. 

Aunque a muchas mujeres el estado emocional de la regla les impide sentir ganas de tener sexo, a otras se les eleva la libido y su respuesta sexual, lo que se traduce en que aumentan las sensaciones en el área pélvica y genital. Por lo tanto, hacer el amor con la regla puede ser una experiencia realmente ardiente para muchas mujeres.

Reduce los cólicos menstruales 

¿Y si en lugar de tomar analgésicos para el dolor haces el amor? Aunque por estos días puede bajar el estado de ánimo, hacer el amor ayuda a liberar oxitocina y dopamina. Estos son los neurotransmisores que promueven el bienestar. 

Hacer el amor con la regla es una práctica que puede disminuir las incomodidades en la región pélvica y, a su vez, calmar la irritabilidad y el estrés característico de esos días del mes. 

El periodo durará menos 

Hacer el amor con la regla puede cortar los días de sangrado. Esto es porque el clímax ayuda a aumentar las contracciones en el útero, una acción que facilita la expulsión de su revestimiento. Esto quiere decir que, aunque puede que incremente el flujo menstrual, la regla durará menos. 

Orgasmos más intensos

La concentración de sangre en los órganos sexuales ayuda a elevar el nivel de excitación y facilita los orgasmos. Durante estos días, ella está más sensible y consigue alcanzar el clímax con menor esfuerzo.

Los cambios hormonales disminuyen la inflamación en los senos y vientre, y aumentan la predisposición a la excitación para causar orgasmos más intensos.