Lamentablemente, aún existen personas que tras una infidelidad deciden vengarse de su ex pareja de formas cuestionables, como el caso de una mujer que tiempo atrás llenó de glitter la casa de su ex pareja por haberla engañado.

Ahora, otra mujer decidió vender la colección de cartas Yu-Gi-Oh de su esposo tras descubrir una infidelidad por parte de él. La mujer subastó la colección en el sitio Yahoo! Subastas de Japón.

En el pack venían 26 cajas de sobres, 25 de ellas totalmente intactas. Muchos de estos sobres son de las primeras ediciones del juego y otros de ediciones como Magic Ruler, Pharoah's Servant, Curse of Anubis, Thousand Eyes Bible, Mythological Age y Spell of Mask

“Este es mi primer listado en Yahoo! Subastas. Como acto de venganza contra mi marido por haberme engañado, he decidido vender su colección. Los artículos no están abiertos, así que me alegraría si puedo conseguir un buen precio por estos”, escribió.

“Las cajas han estado en un estante con una tapa sobre ellas, por lo que ni siquiera están polvorientas. No estoy muy familiarizada con los juegos de cartas coleccionables, pero para mis ojos inexpertos, los artículos no tienen daños ni rasgaduras, así que acepta su condición tal como están. Gracias", agregó.

Subasta de cartas de Yu-Gi-Oh

Aumento del monto

La mujer no tenía idea del costo de dichas cartas, por lo que inició la subasta a solo 1 yen el sábado pasado. Pero la publicación rápidamente se hizo viral, por lo que las ofertas aumentaron a 8,205,000 yenes hasta este miércoles.

Sin embargo, tal como se ve en el sitio de subastas, la venta ya finalizó.

“La venganza deteriora”

Pese a lo terrible que es una infidelidad, vender las cosas de otra persona es algo por lo menos cuestionable éticamente. La psicóloga Anna I. Gil Wittke, terapeuta de pareja en la Unidad de Terapia Sexual y de Pareja, explica a El Confidencial que no hay que confundir venganza con justicia.

"Todo ser humano tiene un sentido de justicia más o menos subjetivo. Cuando interpretamos que se nos ha tratado injustamente nace en nosotros el impulso de luchar por nuestra dignidad, por lo que es un derecho. La justicia sana psicológicamente hablando. Por ello, en situaciones de conflicto de pareja, es fácil confundir justicia con venganza y esperar el mismo beneficio", dice.

"Pero la experiencia en terapia de pareja nos demuestra que la venganza daña y deteriora en la mayoría de los casos", afirma.

"La venganza hacia la pareja suele volverse contra uno mismo sobre todo si aún se mantiene la relación. Cuando uno ha sido dañado por su compañero o compañera sentimental, lo que busca con la venganza va más allá de que el dolor que sentimos sea comprendido. Lo que realmente deseamos es que el daño sea reparado", señala la experta.