La salud mental de gran parte de la población femenina y masculina se dañó durante el transcurso de la pandemia. Además de esto, se reflejó un aumento en la salud sexual de las personas, debido al estrés del momento. 

A raíz de eso, es que los sexólogos están advirtiendo sobre un aumento de anorgasmia en mujeres, provocado —en gran parte— por los largos periodos de encierro a los que nos vimos sometidos alrededor de todo el mundo para evitar los contagios por el Covid-19. 

“La anorgasmia afecta a ambos sexos, pero es más frecuente en las mujeres. En general, los estudios se mueven en cifras entre el 20 y el 50% de mujeres frente al 10% de hombres”, señala Laia Cadens, sexóloga de la aplicación Gleeden.

La anorgasmia es la dificultad o de lleno la imposibilidad de llegar al orgasmo, aún cuando se provocó una larga estimulación sexual. Afecta a hombres y mujeres, sin embargo, son muchas más las mujeres que padecen de esta dificultad en alcanzar el clímax del orgasmo.

La sexóloga explica que “alrededor del 95% de las anorgasmias obedecen a factores psicológicos (...) La ansiedad o la depresión, pero también el estrés”.

Además de esto, la especialista afirma que existen otros factores a la hora de no poder concretar el orgasmo durante el encuentro sexual, como “las creencias religiosas, la vergüenza, la dificultad de disfrutar del sexo en reacción a abusos sexuales, o a una falta de permisos de darse al placer”.

Si no se consulta con un especialista, dice la doctora, la condición se puede seguir prolongando en el tiempo sin encontrar una solución. 

Anorgasmia

¿Cuándo se debe consultar con un especialista?

Pero para todo mal existe solución. El tratamiento se evalúa con una psicóloga clínica que posea especialidad en sexología. 

“La identificación de la anorgasmia como una disfunción sexual es el primer paso para darle solución. La visita a un especialista es el punto de partida y diseñar un tratamiento personalizado para poder tratar la anorgasmia es el camino correcto”, dice la sexóloga.

Existen varias causas trar la aparición de la anorgasmia, sin embargo, la doctora advierte que la falta de comunicación entre la pareja y la personalidad de ésta, pueden ser determinantes al momento del encuentro sexual. 

Además, la doctora explica que existen diferentes tipos de esta disfunción sexual.

“También es importante señalar si es de tipo parcial o total y eso se da en función de en qué contextos sexuales aparece. Hay anorgasmias que solo aparecen en las relaciones con parejas, pero no en la masturbación, o al revés”, advierte la doctora Cadens. 

Por otro lado, la especialista también advierte sobre el uso de los juguetes sexuales: “Puede ser un arma de doble filo. Depende del buen uso que se le haga. Por una parte reportará mejores orgasmos, o los condicionará al juguete en cuestión como única vía de proporción de orgasmo”.

Juguetes sexuales

Además, asegura que el uso excesivo de estos aparatos podría generar un cuadro de anorgasmia, por lo que recomienda que este se utilice solo como un complemento. 

Lo que sí recomienda la doctora es el uso de “literatura erótica, geles, lubricantes, ideas de nuevos escenarios sexuales, etcétera”.