La masturbación es una manera de conocerse física y emocionalmente, ya que proporciona un enorme potencial de crecimiento y bienestar mediante la exploración de la sexualidad. 

Incluso, estudios demuestran que las mujeres que se masturban frecuentemente tienen más probabilidades de tener una vida satisfactoria, mejor salud, mejores relaciones de pareja y matrimonios, y mayor confianza en sí mismas

Sin embargo, a pesar de sus miles de ventajas y beneficios para nuestro cuerpo, la masturbación femenina ha sido por muchos años un tema prácticamente tabú. Variedad de mujeres les resulta difícil hablar de ella, y mucho más practicarla, debido a las diversas creencias culturales que existen en el mundo. 

¡No debes avergonzarte! Disfrutar de nuestro cuerpo a solas o en pareja es totalmente normal y no debemos sentirnos culpables ni avergonzadas. Si aún te faltan razones para practicarla, hoy te contamos los principales motivos por los que la masturbación en las mujeres es siempre una buena idea. 

¿Es bueno masturbarse?

¿Por qué debería ser malo? Durante décadas, la sociedad ha tratado con mucha naturalidad que los hombres se masturbaran, sin embargo hablar de que nosotras pudiéramos también disfrutar de nuestros cuerpos e incluso hacerlo en soledad resultaba casi impensable. El placer, hasta hace unos años, parecía ser solo cosa de hombres. Afortunadamente las cosas han cambiado mucho últimamente. 

Masturbación femenina: ocho motivos por los que practicarla habitualmente es una buena idea

La masturbación femenina es una actividad totalmente normal que, además de darnos buenos ratitos de placer, es buena para nuestra salud: no tiene ningún efecto negativo

El hecho es que existe un enorme potencial para la curación, el crecimiento y el bienestar al explorar la sexualidad, expresarla y experimentarla con alegría. Las mujeres que se masturban experimentan una amplia gama de beneficios para la salud. 

¿Por qué es una buena idea masturbarnos habitualmente? 

Básicamente, porque nos hace sentir más confianza en nosotras mismas, nos ayuda a disfrutar más del sexo, previene enfermedades, alivia dolores, etc. 

¿Aún tienes dudas? El sitio web Bloom enumeró los ocho principales motivos por los que practicar la masturbación femenina es una buenísima idea. ¡Toma nota!

1. Reduce el dolor menstrual

Así es. Resulta que masturbarse tiene un efecto calmante para esos dolores menstruales que nos hacen estremecer cada mes. Un perfecto analgésico natural. 

2. Te ayuda a dormir mejor

Si te cuesta conciliar el sueño o sufres de insomnio, la masturbación tiene el poder de liberar tensiones emocionales y físicas y dejarnos súper relajadas. 

3. Alivia el estrés

Este es uno de los mejores beneficios de la masturbación femenina. Esta práctica nos ayuda a liberar algunas hormonas como la dopamina, la oxitocina y las endorfinas, es decir, las hormonas de la felicidad.

El estrés puede provocar depresión, enfermedades cardiacas, desajustes en el sistema inmune, por lo que la masturbación sería una tremenda prevención o solución a estos problemas. 

4. Más orgasmos

La masturbación femenina nos ayuda a mejorar nuestra vida sexual en general. Muchas de nosotras no conseguimos alcanzar el orgasmo en pareja y eso nos hace sentir frustradas. Con la masturbación preparamos a nuestro cuerpo para sentir ese placer y él se lo guarda en la memoria.

5. Previene infecciones y enfermedades urinarias

Estudios demuestran que con la masturbación se logra reducir las infecciones o enfermedades urinarias como la cistitis en mujeres, porque al producirse el orgasmo se abre el cuello del útero. Adicionalmente, masturbarse ayuda a aliviar el dolor, lubrica la vagina y elimina las bacterias viejas y poco saludables que ahí se pueden encontrar.  

6. Fortalece tus músculos

Los músculos de la zona pélvica son esenciales para disfrutar más de las relaciones, pero también para evitar incontinencia urinaria e incluso para facilitar el parto. Hay muchos ejercicios para trabajar esta zona (hipopresivos, pilates), pero este seguramente sea el más placentero. 

Son muchas las ventajas de tener un suelo pélvico sano. Con la masturbación, el suelo pélvico se ejercita de verdad. El clítoris se dispara con el aumento de la presión arterial. El tono muscular, la frecuencia cardíaca y la respiración aumentan. El útero se “levanta” del suelo pélvico, aumentando la tensión de los músculos pélvicos y fortaleciendo toda la región, así como la satisfacción sexual.

7. Genera confianza

A veces al tener relaciones de pareja estamos más centradas en satisfacer a la otra persona que en pensar en nuestro propio placer. La confianza es clave para empoderarse y atreverse a dar indicaciones a tu pareja. 

Cuando te conoces y te amas a ti misma, ganas confianza y te permites crecer a través del autoconocimiento. Ser capaz de reconocer, articular y experimentar lo que te produce placer es un poderoso paso hacia la plenitud.

8. Te ayuda a conocer mejor tu cuerpo

La masturbación es un momento íntimo y nuestro: nos ayuda a explorar lo que nos gusta y lo que no, a aumentar nuestra libido, a tratar el vaginismo y, en general, a sentirnos dueñas de nuestro cuerpo.  

La masturbación femenina es una llave hacia el autoconocimiento, el placer y además nos ayuda a descubrir nuestra sexualidad y compartirla de forma saludable con quien nos apetezca.