La historias de amor de la vida real cada día nos superan más y nos muestran conmovedores relatos que superan en ocasiones con creces la ficción.

Este es el caso de un joven argentino de 23 años, Sebastián Alejandro D´Amico, quien a comienzos de la pandemia por el Covid-19 de este año contaba su historia a través de sus redes sociales y pedía ayuda para operar un tumor.

Sebastián se encontraba en el punto más crítico de su cáncer que comenzó aparecer como una “bolita” en 2014. Finalmente en 2015 le diagnosticaron un sarcoma embrionario de maxilar superior. 

Su cuerpo reaccionó de forma positiva a la quimioterapia, pero debió suspenderla en 2018 por las consecuencias que le estaba trayendo. 

“Tu estado es crítico, no tenés cura, tu médula ósea no está respondiendo. Mucho más para hacer no tenemos. Te quedan dos meses de vida”, le indicó un doctor.

Y aunque según los médicos que lo vieron era “inoperable”, el joven de Buenos Aires no se dio por vencido y buscó ayuda económica, como a algún cirujano plástico que lo ayudara para hacerse una operación.

Su historia de amor

Fue en este proceso cuando Natalia Belmonte, una actriz de 26 años, vio su historia en sus redes sociales y le atrajo casi de inmediato, según se indica en La Nación.

"Me puse a mirar todo su Instagram y todo lo que él escribía. Tomé coraje de mandarle un mensaje", contó la joven. El mensaje era: "Te deseo todas las fuerzas. Sos un bombón". Él le respondió: "El bombón sos vos".

Y así comenzaron a intercambiar mensajes entre ambos a través de Internet, lo que los hizo enamorarse fugazmente y decidieron sólo a la semana irse a vivir juntos.

Sobre su primer encuentro relatan: "Me bajé del auto de mi mamá, y en plena calle nos abrazamos. No nos separamos más".

Sebastián se fue luego a vivir a la casa de Natalia, quien se manifiesta muy enamorada. "Sentí mucha conexión con él, tenemos muchas cosas en común y obviamente me gustaba. Uno está acostumbrado a ir de a poco, pero nunca tuve dudas", dice.

Sebastián y Natalia

Por su parte, Sebastián indica que "desde el primer momento que la vi y la abracé. Ella es la mujer de mi vida". "Que me hayan dicho que me puedo operar y haberla conocido a ella, es lo más lindo que me pasó en la cuarentena", agrega.

Finalmente, el joven no solo encontró el amor, sino que logró reunir un monto de plata considerable para operarse, y actualmente está en busca de una intervención en Argentina.