En entrevista con Nosotras 13, Odette Freundlich, kinesióloga especialista en sexualidad (miintimidad.cl),, responde varias inquietudes en torno a los cambios que se producen en la vagina durante un largo periodo sin tener relaciones sexuales.

Inicialmente la experta grafica los cambios que se producen en la vagina por la actividad sexual, en una imagen explicativa “Estos cambios se producen independientemente si ha habido penetración vaginal o no”, aclara.

Además, agrega que “Después de las relaciones penetrativas si la respuesta sexual ha sido adecuada, la vagina aumentará su tamaño, en cuando al ancho y largo, ósea se relaja, se expande”.

Mujer Nulípara

 

Según la kinesióloga la cantidad de tiempo sin tener relaciones no provocaría grandes cambios en la vagina debido a su elasticidad “La vagina es elástica, tiene pliegues como si fuera un acordeón, por lo tanto, puede pasar bastante tiempo de abstinencia, hasta que se produzcan cambios importantes”.

Cómo afecta el parto 

Sin embargo, Freundlich aclara que a la hora del parto la vagina se ve especialmente afectada, dependiendo de los instrumentos utilizados, la duración del parto, entre otros factores El parto vaginal obviamente tiene un efecto sobre el canal vaginal y la musculatura. En el caso de una mujer con un parto instrumentado, fórceps, período expulsivo muy largo, episiotomía, desgarro perineal, etc. sí se pueden producir cambios anatómicos en la vagina.”

Lo importante es que todas las consecuencias del parto pueden ser trabajadas con un especialista para retornar a la vida sexual con tranquilidad “Estos cambios sí pueden ser trabajados con un kinesiólogo/a especialista en piso pélvico. Si aquella mujer deja de tener encuentros sexuales por un periodo prolongado, pero mantiene la elasticidad a través de ejercicios vaginales, masturbación, uso de juguetes, lubricantes etc. el trofismo del área genital y vaginal, no debiera tener dificultades al retomar la actividad sexual”.

Piso pélvico

Además, agregó que la alta frecuencia de relaciones sexuales no influye en los cambios anatómicos, pero si es favorable para mantener la elasticidad, lubricación y otros beneficios “No, la frecuencia de la actividad sexual no influye en los cambios anatómicos de la vagina. Sin embargo, la regularidad de los encuentros es favorable, pues mantiene la elasticidad de la vagina, la lubricación, el trofismo, la estimulación hormonal, etc”.

Odette Freundlich también se refiere a cómo afecta la edad en la elasticidad vaginal y su lubricación “A medida que aumenta la edad y las hormonas disminuyen, existe un efecto sobre la elasticidad de los tejidos, el tono y fuerza muscular, el trofismo en los tejidos del área genital. Por lo tanto, la edad no nos favorece, pero afortunadamente existen terapias de remplazo hormonal, las cuales deben ser indicadas por ginecólogos/as expertos/as en climaterio, los cuales van a suplir este déficit”.

Finalmente, existen pocos factores que provocan un cambio significativo en la vagina, como lo es el parto y la edad avanzada, pero en ambos casos se puede trabajar con especialistas y recuperar la elasticidad de nuestra vagina.

“En resumen, la vagina es elástica, la actividad sexual con o sin penetración es favorable en muchos ámbitos y sobre todo en la funcionalidad de la vagina y del área genital. Mientras que, si ha pasado un tiempo moderado sin actividad sexual, no debieran producirse grandes cambios anatómicos a nivel vaginal. Si esto así ocurre, se pueden modificar con terapia de remplazo hormonal y kinesiología del piso pelviano, realizada por un profesional especializado” Detalla la experta.