Este lunes, una noticia sorprendió y dio esperanzas en distintas partes del mundo. Se trata de la vacuna contra el Covid-19 que hasta ahora ha presentado un 90% de eficacia.

Esta nueva vacuna está desarrollada por el gigante farmacéutico Pfizer en conjunto con la empresa de biotecnología BioNTech.

Es esta última la que comenzó a realizar las investigaciones para la vacuna, incentivadas y guiadas por una peculiar pareja, cuyo amor entre ambos está también ligado a su pasión por la ciencia. 

Se trata de la científica Öezlem Türeci, de 53 años de edad, junto a su marido, Ugur Sahin, de 55 años. Mientras ella es el médico jefe (CMO) de BioNTech, él es el CEO de la empresa, señala la BBC.

Ambos han trabajado codo a codo para el que podría ser uno de los mayores logros médicos de este siglo.

Historia de amor

Tanto Türeci como Sahin son hijos de inmigrantes turcos que llegaron a Alemania en la década del 60 en el programa Gastarbeiter, que invitaba a trabajadores del extranjero al país.

Ella era hija de un médico turco, mientras que él tenía raíces humildes y era hijo de un empleado de una fábrica de Ford en Colonia. Se conocieron en la ciudad universitaria de Homburgo (Sarre), y fue su amor por la ciencia lo que los hizo conectar para siempre.

Pareja detrás de la vacuna de BionTech

Ambos comparten su pasión por la investigación médica y la oncología, lo que los llevaría luego a desarrollar BioNTech y a descubrir juntos la posible nueva vacuna contra el coronavirus.

Es tanta su dedicación vocacional, que incluso en el día de su boda trabajaron toda la jornada en el laboratorio, y se casaron en un descanso, para luego volver a su investigación.

Desarrollo de la vacuna y BoiNTech

Juntos crearon Ganymed Pharmaceuticals, exitoso emprendimiento que fue vendido a la empresa japonesa Astellas en 2016 por casi US$1,4 mil millones. Luego, se dedicaron a BioNTech, su nueva iniciativa fundada en 2008.

Esta buscaba herramientas de inmunoterapia contra el cáncer, pero en enero de 2020, la pareja decidió cambiar su enfoque al enterarse de un nuevo virus que surgía: el Covid-19.

En resumen, su método se basa en la sustancia ARNm, que funciona como mensajera y “ordena” a las células que fabriquen proteínas víricas. Luego, el sistema inmunológico del humano capta la amenaza y protege al cuerpo.

Infografía de la BBC sobre vacuna con ARNm

La iniciativa tuvo éxito, por lo que atrajo a la empresa farmacéutica Pfizer, quien finalmente dio la noticia de que la vacuna tiene una eficacia superior al 90% en un  análisis de ensayos clínicos de fase 3 (el último paso para aprobar la vacuna).