Entre las relaciones personales, ya sean de pareja o de otra índole, existen diferentes tipos de manipulaciones que pueden ejercer sobre nosotros, atacando desde diferentes flancos a nuestra autoestima y voluntad.

Si bien, las relaciones sanas no deberían incurrir en ningún tipo de chantaje, es común encontrarnos con chantajistas emocionales. Desde psicología y mente profundizan este tema, es importante saber qué tipo de chantajes emocionales pueden ejercer sobre nosotros y de esta forma prevenir un daño a largo plazo.

Tipos de chantaje emocional

1.- El elefante en la habitación

El elefante en la habitación se refiere a cuando hay un problema ‘elefante’ que no se ha conversado ni resuelto, pero está constantemente presente e incomodando a los involucrados. Este tipo de chantaje emocional apunta a invisibilizar este problema, transformándolo en un ‘tabú’ del cual no se puede hablar, pero creando una atmósfera en la que el ‘elefante’ está siempre presente y no se puede hablar de ello, aumentando el sentimiento de culpa en el otro.

2.- El autocastigo

Castigarse o fingir castigarse frente a la pareja, es una forma de chantaje más sencilla y por tanto más común, tiene un impacto emocional muy fuerte para quienes están siendo chantajeados.

El autocastigo puede ser físico y el imparto en una pareja tiene implicaciones negativas muy fuertes, por tanto quien está siendo manipulado con la situación reacciona solo a eliminar o aminorar ese castigo, sin pararse a pensar en el problema de raíz.

Para los chantajistas es muy fácil fingir que un castigo emocional, podrían quejarse que por culpa del otro no podrá asistir a una reunión con amigos, cuando en realidad no tenía intenciones de ir, o ni siquiera había una reunión.

3.- Gaslighting

Este además de ser un chantaje emocional, es un tipo de abuso. Se refiere al típico “estás loca”, “eso nunca pasó”. El abusador hace creer a su víctima que ciertas situaciones, que no son de su conveniencia, en realidad no pasaron y no existen motivos para enojarse por una situación inexistente.

Por ejemplo, realizar promesas y después convencer al otro que esa situación no existió. Este tipo de abuso emocional cuestiona la sanidad mental de la víctima y los lleva a creer que inventan situaciones y el abusador se viste con un traje de paciencia y compasión con el otro, quien se llena de culpa.

Triste

4.- Amenazas de suicidio

En primera instancia, las amenazas de suicidio son un signo de alerta para el entorno de quien tiene ideas suicidas y el anuncio no es un tipo de chantaje, más bien es un grito de auxilio. Pero existen personas que utilizan amenazas de esta índole para conseguir lo que quieren y recurren incluso al daño físico para volverlo más creíble.

Ante una amenaza de esta índole, la ayuda profesional es indispensable para lograr el bien estar del otro, además un profesional podría darse cuenta cuando una persona miente respecto a sus intenciones suicidas.

5.- Chantaje material

El chantajista lleva una detallada lista mental de todo lo que ha hecho por el otro, sobre todo cuando ha gastado dinero en la relación. Este gesto de generosidad o cariño no es otra cosa que una base para sacar en cara lo que se hizo por el otro, como un argumento para exigir ciertas cosas.

6.- Abuso verbal

Si bien, el abuso verbal es una forma de maltrato emocional, también pasa por una fase de chantaje emocional. Un lenguaje abusivo a través de insultos y menosprecio, es capaz de atacar el autoestima de tal manera que la víctima va a entender que no vale nada, que no es capaz de tomar buenas decisiones y obedecer se vuelve su única salida.

Triste

7.- Chantaje de necesidad

El discurso de que ciertas actitudes son ‘necesidades básicas’, que debe satisfacer y no puede hacer nada contra ello, es un tipo de chantaje emocional en que el chantajista puede hacer ciertas cosas que no están bien pero que ‘necesita’ y si el otro lo niega le está haciendo daño.

Esto puede ocurrir con todo tipo de adicciones, por ejemplo el abusador convence a su pareja que si no le permite consumir cierta droga le causa un profundo daño y por ende el chantajeado se siente culpable si dice algo al respecto.

8.- Apropiación

Este tipo de chantaje emocional suele darse en las relaciones amorosas, el chantajista convence a su pareja que debe hacerle caso en todo para no perjudicar la relación. Si la victima de chantaje en la relación pretende desobedecer a esa lógica, es convencido de afectar profundamente la funcionalidad de la relación.