El chileno Nicolás Zepeda rompió en llanto y gritó desconsoladamente no haber asesinado a Narumi Kurosaki, en plena interrogación durante el juicio en su contra este martes en Francia. 

En el octavo día del juicio en contra de Nicolás Zepeda, principal y único sospechoso de la desaparición y homicidio de su ex pareja japonesa Narumi Kurosaki, el sujeto lloró y gritó desconsolado ante las declaraciones que había hecho su primo sobre un extraño diálogo que mantuvieron sobre "muerte por asfixia".

En la jornada de ayer, el primo de Zepeda, Juan Felipe, a través de una declaración escrita entregó detalles de la conversación que tuvo con el imputado en diciembre de 2016 en Barcelona, luego de su viaje a Francia. 

Nicolás Zepeda perdió el control

Este jueves, Nicolás debió enfrentarse a las afirmaciones de su primo y responder al magistrado. "¿Por qué no le hablaste de Narumi de tu primo?", se le preguntó. A lo que respondió: "No recuerdo". 

Seguido de eso, se le consultó "de dónde viene el cuchillo que dejaste donde tu primo", a lo que indicó que "no tengo recuerdos de ese cuchillo". 

También señalo no recordar cuando le preguntaron del "por qué le hablaste a tu primo de la muerte por asfixia o por ahorcamiento"

Fue en esa ronda de consultas por parte de la abogada de la familia de Narumi, Sylvie Galley, cuando Nicolás nuevamente perdió el control y rompió en llanto: "A veces he soñado con Narumi y la recuerdo tranquila, bien", confesó.

Acto seguido, elevó el tono y manifestó: "¡Yo no maté a Narumi!, también quiero saber"