La actriz y modelo yemení Intisar al-Hammadi lleva más de dos meses detenida por los hutíes, por posar en fotos que desafían las normas sociales que controlan a las mujeres en el país.

Cabe señalar que las mujeres en Yemén viven una discriminación desenfrenada, donde son oprimidas por normas culturales de género muy conservadoras, indica la Amnistía Internacional.

La modelo fue detenida el 20 de febrero en Saná (capital de Yemén invadida en 2014 por los rebeldes hutíes), siendo desde entonces abusada física y verbalmente. Fue interrogada con los ojos vendados, insultada y obligada a “confesar” delitos como posesión de droga y la prostitución. 

 Intisar al Hammadi

Intisar al-Hammadi suele publicar fotografías en sus redes sociales que desafían las reglas culturales a las que están sometidas las mujeres.  Como por ejemplo, ha aparecido en fotos sin velo en la cabeza.

La modelo de sólo 20 años se dedica a cuidar a su madre enferma, su padre anciano y su hermano menor con discapacidad cognitiva. Tras ser arrestada, fue llevada a varias casas en medio de la noche, para preguntarle si allí había trabajado como prostituta.

En la cárcel, los guardias la insultaban con comentarios sexistas y racistas, como “sirvienta” y “puta”. Tras ser llevada a fiscalía por cargos que ella niega, su abogada presenció que el director de la prisión la abofeteaba. Incluso, un hombre amenazó a la abogada con un arma para que dejara de defender su caso.

 Intisar al Hammadi

Prueba de virginidad

El 5 de mayo, un miembro de la fiscalía informó a la abogada de Intissar que querían someterla a una "prueba de virginidad" una vez que se emitiera una orden judicial al médico forense.

La directora adjunta para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional, Lynn Maalouf, señaló:

“Las autoridades de facto de los huzis de Yemen deben detener de inmediato todos los planes de someter a Intisar al-Hammadi a pruebas de virginidad forzadas. Las autoridades la están castigando por desafiar las normas sociales de la sociedad profundamente patriarcal de Yemen, que afianzan la discriminación contra las mujeres”.

 Intisar al Hammadi

“Las autoridades de facto huzíes tienen un historial deplorable de detener arbitrariamente a personas por cargos infundados - para silenciar o castigar a críticos, activistas, periodistas y miembros de minorías religiosas - así como someterlos a torturas y otras formas de malos tratos. No existen motivos legales para prolongar la detención de Intisar al-Hammadi y las autoridades de facto hutíes deben ordenar su liberación inmediata”, agregó.