La viceministra de la Mujer, la Familia y la Comunidad de Malasia, Siti Zailah Mohd Yusoff, ha generado indignación tras aconsejar a los hombres en una video “dar un toque físico suave” a sus esposas para que “cambien su temperamento” cuando estén en medio de una discusión.

La mujer representante del Partido Islámico Pan-Malasia publicó un video difundido a través de su propia cuenta de Instagram, titulado como “Consejos de madre”, en el que la parlamentaria dice que las esposas que no sigue “el mandato de Alá”, deben ser aconsejadas por ella como primer paso.

Si la mujer no “cambia su temperamento”, dice en el video la parlamentaria, entonces el esposo está autorizado para pegarle a la mujer de manera “suave”. “Un toque físico suave, que eduque con amor, que no duela, pero que demuestre nuestra determinación de cuánto queremos que cambie su temperamento”, aconseja la mujer. 

En el video la mujer también entrega “recomendaciones” a las mujeres, diciendo que “la primera forma de reprender al esposo es cuando el esposo está tranquilo, lleno y terminó de comer, terminó de orar, en un estado de reposo y calma (...) Cuando queremos hablar, pedimos permiso, o usamos el lenguaje más suave para que acepte nuestra reprimenda”. 

Viceminsitra Malasia

Buscan la renuncia de Siti Zailah Mohd Yusoff 

Luego de la publicación de los videos de la mujer, las distintas organizaciones gubernamentales del país repudiaron los dichos de la parlamentario, ya que llaman a “normalizar la violencia doméstica”, por lo que han pedido la renuncia de la viceministra. 

“El maltrato doméstico no ha hecho más que aumentar, con un total de 9.015 casos denunciados, predominantemente contra las mujeres. Este llamado ‘consejo’ de la viceministra es un flaco favor y va en contra de las realidades y necesidades actuales”, dijo Nurul Izzah Anwar, miembro del Parlamento de la ciudad de Permatang Pauh.

Por su parte, el Grupo de Acción Conjunta para la Igualdad de Género (JAG), instó a Siti Zailah a renunciar a su cargo “por normalizar la violencia doméstica y perpetuar ideas y comportamientos contrarios a la igualdad de género”, a través de un comunicado.

Además, añadieron que “a menudo hay un estigma y un miedo asociados a denunciar la violencia doméstica y esto empeora con declaraciones como las de Siti Zailah”.

“Como ministra que debe defender la igualdad de género y los derechos de las mujeres a la protección y la seguridad, esto es abominable, niega a las mujeres el derecho a la igualdad, su derecho a la dignidad y a estar libres de un trato degradante”, sentenciaron en el documento difundido.