Este 9 de mayo fue el Día de la Madre, donde a causa de la pandemia por el coronavirus, muchos no pudieron celebrar este día físicamente con su mamá. Dentro de estos están los inmigrantes en Chile, quienes no pudieron viajar para ver a sus seres queridos.

Una de estas personas es el venezolano Miguel Ángel Aponte, quien vive en Chile y no pudo ir a ver a su madre en su día. Por eso, decidió dar una ayuda a quienes presentan dificultades económicas para regalar algo a su mamá.

En su tienda Waffle Manía Conti, ubicada en Constitución, Región del Maule, puso unos regalos a disposición de cualquiera que estuviera en apuros económicos, consistentes en globos de forma de corazón y una bolsita de dulces:

“Hermano chileno, si estás sin pega lleva uno gratis. Tu mamá está cerca, la mía está muy lejos”, escribió Miguel Ángel, quien es odontólogo pero no ha podido ejercer.

La iniciativa tuvo tanto éxito, que decidió extender por dos días los regalos, esta vez con cajitas de dulces.

Carta a la madre de Miguel

En conversación con Crónicas de Chile señaló sobre su idea: “Me recuerda que yo mismo no tengo para darle a mi mamá todo lo que quisiera darle, y la tengo allá en Venezuela. Lo de los regalitos lo hice porque como empleador y emprendedor he visto muchos locales quebrar y venirse abajo”.

En sus redes sociales, el medio digital escribió una carta a la mamá de Miguel Ángel, Judith Gómez, felicitando a su hijo:

"Saludos señora @JudithGomez04
Le escribimos esta carta/post desde Santiago de Chile con un nudo en la garganta".

“Le escribimos esta carta/post desde Santiago de Chile con un nudo en la garganta (...) Quiero que sepa que Miguel Ángel la extraña muchísimo y en honor a ese doloroso sentimiento por la distancia, sin tener casi dinero, tuvo un gesto que la enaltecen a usted, a su familia, a él y a los venezolanos de bien que salimos a rehacer nuestras vidas por el mundo”, señalaron.