Una heredera de una millonaria empresa dedicada a la crianza de caballos enfrenta cargos por abusar sexualmente de un niño de 14 años cuatro veces consecutivas durante el mismo día. 

De acuerdo a Infobae, se trata de Savannah Daisley, mujer australiana de 45 años, que se enfrentó el martes al Tribunal Local de Waverley en Sidney por cargos de abuso sexual infantil. La jueza Jaqueline Milledge le negó la libertad bajo fianza por tratarse de acusaciones "bastante perturbadoras". 

La madre de dos hijos, hija del famoso criador de caballos australiano Ross Daisley -quien buscó pagar 10 mil dólares australianos-, negó rotundamente las acusaciones y tiene la intención de declararse inocente.

Según las autoridades, Savannah abusó del menor en cuatro ocasiones antes de las cinco de la tarde del 20 de mayo del año pasado. No hay detalles de si la mujer y su víctima se conocían antes de los hechos. 

Un audio la delataría

De acuerdo con la defensa de la mujer, las acusaciones surgieron por rencor de terceros, además de señalar de que se trata de un caso donde "es su testimonio contra el suyo".

Sin embargo, el fiscal Daniel Richardson afirma que existe evidencia, directamente de la boca de la acusada: dijo que un oficial de policía le contó sobre una grabación de una llamada telefónica de mal gusto hecha por la heredera, en la que supuestamente admite haber besado al adolescente.

Una millonaria heredera de 45 años fue acusada de abusar sexualmente de un niño de 14 años

Richardson afirmó que la grabación revela que Daisley recordaba poco el incidente, tal vez debido a que estaba intoxicada en ese momento.

“Pero ella dice: ‘Pensé que ibas a llamar a la policía, pensé que habíamos colocado esto en una cajita y lo habíamos arrojado al mar’”, dijo el fiscal al tribunal. 

Una millonaria heredera de 45 años fue acusada de abusar sexualmente de un niño de 14 años

“La instrucción (del oficial) para mí fue que la llamada telefónica fue bastante condenatoria para ella. Los hechos son que se hicieron admisiones que fueron captadas en intercepción telefónica y es un asunto bastante serio”, agregó. 

Una de las versiones que se manejan es que Savannah tiene un largo historial de alcoholismo, según describió en sus propias redes. Curiosamente, entró en rehabilitación poco después de que se presume, ocurrió el abuso. Desde entonces, la mujer eliminó su presencia en redes sociales.