Susan Meachen es una escritora de novelas románticas que logró notoriedad los últimos años, pero decidió fingir su muerte en 2020.

La autora de al menos 14 novelas románticas, se comunicaba con sus lectores a través de un grupo de Facebook llamado ‘The Ward’ creado por ella, en este lugar compartía tanto con sus lectores como con otros escritores.

Fue en este grupo donde su hija, o quien se hizo pasar por ella, comunicó el fallecimiento de Susan, en el post daba a entender que la mujer se habría suicidado. La conmoción entre sus seguidores fue mayúscula, organizando colectas para pagar su funeral y homenajeándola en cada página de escritores.

Según la publicación, la mujer sufría de acoso por parte de quienes pertenecían al mundo de los escritores, lo cual la había llevado a tomar la brutal decisión. Incluso algunos escritores se contactaron con la supuesta hija, ofreciéndose a editar un libro póstumo.

El renacimiento

Pero Meachen continuó escribiendo y compartiendo sus libros, lo que despertó las dudas entre sus lectores, quienes ni siquiera podían contactar a familiares, pues dejaron estipulados sus deseos de alejarse del mundo ‘toxico’ del que Susan huyó.

Luego del anuncio de su fallecimiento el 2 de enero de 2020, más de dos años después del anuncio de su suicidio, la escritora volvió a la vida en gloria y majestad. “Debatí sobre cómo hacer esto un millón de veces y todavía no estoy segura de si es correcto o no. Habrá toneladas de preguntas y supongo que mucha gente abandonará el grupo. Pero mi familia hizo lo que pensó que era mejor para mí y no puedo culparlos por ello. Casi muero de nuevo por mi propia mano y tuvieron que pasar por todo ese infierno otra vez. Regresar a The Ward no significa mucho, pero ahora estoy en un buen lugar y espero volver a escribir. Que comience la fiesta”, escribió la mujer.

Los miembros del grupo y seguidores de la escritora reaccionaron con gran enojo por haber sido engañados por la mujer. Susan comentó que padece de bipolaridad y tanto el grupo como la escritura de las novelas la estaban llevando a un estado maniaco.

Pese a las explicaciones y los intentos de suicidios de la mujer, actualmente el grupo ‘The Ward’ contiene gran cantidad de insultos y malas palabras dedicadas a la mujer que los engañó a todos’ por subir sus ventas’ pues es el argumento de sus fanáticos.