Romina Sáez deja un emotivo mensaje antes de someterse a su tercera operación después de la golpiza recibida en marzo de este año.

Fue el pasado marzo cuando Romina Sáez, la ex chica Mekano, fue victima de una brutal golpiza. La situación ocurrió cuando Romina, abogada de profesión, se acercó al inmueble ubicado en San Joaquín, del cual es propietaria con la intención de verificar las condiciones en que se encontraba la casa, que estaba siendo arrendada, acumulando dos meses de mora por parte de los arrendatarios.

El desafortunado encuentro terminó en una brutal golpiza a Sáez quien agredieron con un bate, sufriendo diversas fracturas en pómulos y nariz.

Romina Sáez

En su momento Romina fue hospitalizada y tratada por las lesiones, pero como consecuencia sufrió un daño en su ojo que demoró mucho tiempo en ser diagnosticado, según relató su madre Margarita Valcarce al diario La Cuarta

“Esto empezó como al mes del problema que tuvo, de las fracturas que tenía ella entre la nariz y el pómulo. Le quedó algo que le comenzó a dañar el ojo”, reveló.

Margarita agrega que además acudieron en varias ocasiones a diferentes centros de salud, en los que no se le realizaron los exámenes pertinentes, mientras tanto romina empeoraba su condición.

“Pensábamos que era una alergia, fuimos al médico, nunca le hicieron examen, pero resulta que después empezó a botar materia. La llevamos tres veces a la urgencia, pero nunca la mandaron a hacer examen”.

Gracias a una amistad lograron ingresar a Romina para ser hospitalizada

“Cuando ya se despertaba con materia y su cara estaba llena de sangre, nos empezamos a asustar. Fuimos a la posta y ahí una persona amiga me la llevó al consultorio y del consultorio la derivaron a Hospital del Salvador”.

A la espera de una nueva intervención 

Actualmente Romina se encuentra a la espera de ser intervenida y compartiendo en redes sociales parte del proceso que está viviendo y dando las gracias a sus seguidores quienes le envían constantes mensajes de apoyo y la hacen parte de sus oraciones para que todo salga bien.