Toda Argentina se encuentra conmocionada por el asesinato de Florencia Romano, de sólo 14 años. Un brutal caso de violencia de género que terminó con un nuevo femicidio.

La joven desapareció el 12 de diciembre, cuando viajó desde su hogar ubicado en Guaymallén hasta la comuna Maipú, donde se encontraba la vivienda del carnicero Pablo Arancibia, de 33 años.

La joven iba a encontrarse con el hombre, quien habría contactado a Florencia por redes sociales, indica La Nación.

Marcha por Florencia Romano

Desde ese momento, los familiares de la joven no pudieron ubicarla más, y comenzó una intensa búsqueda para hallar a Florencia. 

El cuerpo de la niña fue encontrado en un frigorífico cinco días después, a tres kilómetros de la vivienda de Arancibia, hasta ahora el principal sospechoso junto a su pareja, Micaela Méndez, de 27 años.

El cadáver estaba envuelto en mantas, marcado con golpes, un corte en el cuello y parcialmente calcinado.

Cabe señalar que Arancibia ya había sido denunciado en dos ocasiones anteriores por violencia de género.

Llamada al 911

Uno de los últimos antecedentes del caso se trata de un audio de una llamada al 911 difundido por Todo Noticias.

En él, se escucha cómo un hombre llama y advierte a la operadora sobre un hecho de violencia en la casa de Arancibia, el mismo día de la desaparición de la joven.

Sin embargo, al dar la dirección, la operadora tuvo problemas para identificar la calle que el hombre le daba. “¿Usted es policía o no?”, le preguntó nervioso el hombre, quien estaba presenciando el hecho de violencia.

Hasta luego señor”, dijo la operadora, cortando abruptamente la llamada.

“Error humano”

El Ministerio de Seguridad indicó a La Nación que el caso se trató de un error individual de la operadora.

"Para nosotros todo funcionó perfecto. Se trató de un error humano y muy grave. La mujer policía será echada de la fuerza", indicaron.

Sin embargo, agrupaciones feministas apuntan a no culpar sólo a la operadora, sino que enfatizan las fallas del sistema de seguridad oficial del país.