La parosmia es una secuela que aparece después de haber estado contagiado con Covid-19 y que afecta directamente al olfato.

 

Los científicos han tenido que enfrentar nuevos descubrimientos respecto al Covid-19, el virus que azotó al mundo con la pandemia iniciada el año pasado. Pasó de ser una enfermedad desconocida, a lograr la inmunización con la vacuna en casi todos los países.

Sin embargo, muchos contagiados que padecieron la enfermedad estarían empezando a mostrar secuelas y consecuencias tras haber albergado el virus en su organismo. Y no es inmediata, de hecho pueden aparecer tres o hasta cinco meses después de infectarse.

Parosmia como consecuencia del Covid-19

Se trata de la parosmia, una secuela que puede dar la sensación de oler cosas podridas y rechazar la comida. Carne, verduras, frutas, perfumes, pasta dental y entre otras cosas, son las que podrían oler muy distinto para alguien que padezca esta afección.

Parosmia como secuela

Si bien los científicos no tienen la certeza de por qué ocurre la parosmia, saben que el número de personas que lo sufren va en aumento.

Según información recopilada por NuevaMujer, al menos el 47 % de quienes han enfrentado el virus pueden perder el olfato o gusto, pero lo recuperan con el paso de las semanas. De este grupo, la mitad desencadena este problema de parosmia algunos meses después de haber superado el virus.

Parosmia como consecuencia del Covid-19

“El concepto de parosmia engloba otro tipo de subconceptos, como la fantosmia, que consiste en empezar a percibir olores que ni siquiera existen –de ahí que se conozcan como olores fantasma–; por ejemplo, una persona que esté en una oficina y perciba el olor de una cocina. Lo malo, además, es que normalmente, tanto la parosmia, como la fantosmia, dan olores que no suelen ser agradables, sino más bien a podredumbre; y ahí es donde está el problema”, explicó el Dr. Juan Maza, otorrinolaringólogo y miembro de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), según el sitio.

@eliruiaz

Todo huele mal. #PAROSMIA es complicado, pero ánimo todo pasa y estamos vivos. 👃🏼 #elinforma #parosmiapostcovid #secuelasdelcovid #asintomatico

♬ sonido original - Elizabeth Ruiz Díaz

Se puede entender la parosmia entonces como un trastorno del olfato que puede hacer que el afectado perciba olores desagradables y distorsionados, sin necesariamente serlo en la realidad. A tal punto es el desagrado que rechazan la comida al sentir un olor fétido. Pueden llegar a sentir náuseas.

Según los especialistas, la única solución que se le puede dar a los pacientes es rehabilitación olfatoria.