La conocida modelo argentina, Carolina “Pampita” Ardohain, estrenó hace algunas semanas su programa de televisión “Siendo Pampita”, donde muestra cómo es su vida detrás de pantalla y la de sus hijos. 

A mediados de octubre se estrenó el reality show “Siendo Pampita”, a través de Paramount Plus, en el que muestra los detalles más íntimos de su vida laboral y personal. Allí la modelo no tiene tapujos para mostrar cómo funciona su día a día en medio de ciento de compromisos laborales, embarazo, matrimonio e hijos. 

La argentina contó que «Quiero que me conozcan un poco más a mí y a mi familia», a la Nación, diario local de su país que la lleva a ella como protagonista. 

Además, contó que estuvo mucho tiempo esperando a concretar la idea de un reality, porque «En el día a día publican noticias sobre mí de todo tipo. De alguna manera, vivo esta situación de reality desde hace mucho tiempo ya, por mi carrera, mi exposición y el cariño de la gente», dijo. Y agregó que «pensé que sería bueno hacer mi propia versión y mostrar yo misma las cosas, y también abrirle una ventanita a mis seguidores y a la gente que me quiere tanto. Para que me conozcan un poco más, para que conozcan a mi familia, que vean cómo es mi día a día en el trabajo y en mi vida».

“Pará,  ¿los pibes?”

Ya estrenado el sexto capítulo de la serie de Pampita, se le mostró en una sesión de fotos de Showmatch La Academia, programa en el que participa como jurado. 

Pampita

Pero una escena en particular fue la que llamó la atención de todos. Y es que, Jimena Barón, cantante argentina, dijo que en la casa de Pampita «funciona todo perfecto». 

A los segundos del halago, lanzó inmediatamente un «Lo voy a decir: a las 20:30, en su casa, vos hablas con ella y hay un silencio… decís ‘pará, ¿los pibes?’ Están durmiendo te dice. ¡20.30 duermen!», reveló Jimena Barón. 

La protagonista de “Siendo Pampita” asumió que su regla se debe a que: «Es que con tanta gente en casa, si no hay ciertas reglas, no se puede. Con uno sería más fácil, pero si todos me caminan por la cabeza, me vuelvo loca».