Una niña de 2 años falleció el viernes pasado en la ciudad de Lisboa, Portugal, luego de haber sido olvidada por su madre en un automóvil, donde estuvo encerrada durante 7 horas.

Según indica La Vanguardia, la ajetreada mamá de 40 años salió en la mañana, poco antes de las 09:00 horas, con sus tres hijos de siete, cinco y dos años en el vehículo para ir a dejarlos a sus centros educacionales.

La mujer debía llevar a los dos primeros al colegio, y a la más pequeña al jardín infantil. Hizo lo primero, pero se le olvidó lo segundo, y se trajo de vuelta a la niña con ella en el automóvil sin notarlo. La menor estaba en una silla justo detrás del asiento del conductor.

En su hogar, se bajó del vehículo y se dirigió a realizar teletrabajo. Pasaron 7 horas cuando la mamá pidió a la asistente ir a recoger a sus tres hijos, pero desde el jardín le dijeron que la menor nunca asistió.

Medios locales informan que los padres bajaron corriendo al automóvil y sacaron a la niña, para trasladarla al Hospital Santa Maria. No obstante, la pequeña ya estaba muerta. Ambos padres tuvieron que recibir atención psicológica en el hospital.

El caso se investiga como homicidio por negligencia o abandono agravado con resultado de la muerte. No obstante, la policía portuguesa descartó la voluntariedad de la madre.