Un desgarrador hecho ocurrió en la comunidad de Galveston, en Estados Unidos, luego de que Kali Cook, una niña de cuatro años muriera a causa del coronavirus.

La menor murió apenas cinco horas después de que se despertara en la madrugada con los primeros síntomas de fiebre, declaró la madre Karra Harwood, según reporta The New York Post.

“Kali estaba perfectamente bien, y luego se fue. Se la llevó tan rápido”, afirmó la Karra porque la niña falleció mientras dormía.

Familia contagiada

La pequeña dio positivo al Covid-19 al mismo tiempo que Karra y su prometido, quienes continúan en cuarentena obligatoria. Mientras sus hermanos, un niño y una bebé de 5 meses, también contrajeron la infección, pese a que su madre trató de evitar el contacto con ellos.

Su madre, indicó que su hija no tenía problemas de salud crónicos, pero que solía enfermarse más que sus hermanos.

Por otra parte, según el medio mencionado, el padre declaró que la pequeña probablemente se contagió por su madre, quien se declara antivacunas.

En una primera instancia, la niña no había dado positivo al virus, pero se confirmó que lo portaba cuando fue sometida a exámenes por parte de la Oficina del Médico Forense del Condado de Galveston y así, se convirtió en la víctima más joven a causa de este virus en el condado de Gavescon, informa Metro.

vacuna

Madre Antivacuna

“Yo era una de las personas que estaban en contra, estaba en contra (de las vacunas). Ahora, desearía no haberlo sido nunca”, reconoció la madre en declaraciones al medio local Galveston County Daily News.

Además, la mujer manifestó que "terminé teniendo Covid y me diagnosticaron el lunes (6 de septiembre)".

"Llegué a casa y me aislaron. Traté de mantenerme alejada de ella y no quería que ella y mis otros hijos lo contrajeran", detalló.