La mujer recibió una orden de alejamiento luego de enviar más de 1000 mensajes a su exnovio con quien terminó una relación de dos años.

Michelle Felton, de 28 años oriunda de Inglaterra, fue sentenciada a pagar 295 libras a su expareja Ryan Harley (Cerca de 400 mil pesos chilenos), deberá someterse a una rehabilitación y tiene prohibido acercarse a su ex por 18 meses.

Una relación tóxica

La historia recogida por el medio británico Mirror, comenzó el año 2020, con el tiempo la relación se volvió tóxica y según Ryan estaba siendo controlado por Michelle. Luego que una discusión comenzara a subir de tono y resultara en una fractura de dedo para Felton y daño en la ingle para Hurley, este ultimo decidió terminar la relación.

Según consta en medios británicos, el chico convenció a su entonces novia de no acudir al médico por el daño en su dedo para no tener problemas, la cuidó durante 5 días hasta que decidió terminar la relación. La chica debió ser intervenida por la fractura no tratada si lograr recuperar la movilidad del dedo.

Mil mensajes en 11 días

Pero las cosas no quedaron ahí, Michelle no se resignó a terminar con la relación y comenzó a enviarle un mensaje tras otros, insistentes llamadas, apariciones en la casa de él. Según consta Mirror, además de inundarlo en mensajes, acusó a Hurley de hacer trampa en su prueba de manejo.

"¿Por qué no me hablas? Te amo. ¿Nos vemos esta noche? ¿Salimos?", eran algunos de los mensajes recibidos por Ryan, luego de comenzar a recibir regalos en la puerta de su casa, decidió ir a la policía.

Una de las pruebas presentada en el tribunal fue la cámara corporal de un policía, donde se veía el desplazamiento contante de mensajes en el teléfono del chico. La mujer admitió su culpabilidad ante los tribunales después de acosar incesantemente a su exnovio enviándole más de 1.000 mensajes en 11 días.