Polémica ha causado el libro en que los sirvientes de Meghan y Harry hablan de lo terrible que fue trabajar para la pareja.

En un polémico libro quienes se denominan el “Club de sobrevivientes de los Sussex” detallan los malos tratos recibidos por parte de Meghan y Harry, se refieren también a que la salida de la realeza estaba planeada por Meghan desde mucho antes.

Meghan Markle y el príncipe Harry

En el libro la escritora Valentine Low, recoge los testimonio de los trabajadores que estuvieron junto a los duques de Sussex durante el tiempo que vivieron en Inglaterra, el libro titulado “Courtiers: The Hidden Power Behind the Crown” traducido como “Cortesanos: el poder oculto detrás de la corona”.

En el libro, mencionan que Meghan atacó verbalmente a los empleados en múltiples ocasiones. Supuestamente se enfureció con otro por un percance que involucró a la prensa en un compromiso público. Además comentan que Markle era una "sociópata narcisista” que estaba planeando su salida real desde el principio, afirmó su antiguo personal el nuevo libro.

Los trabajadores testifican que Meghan quiso ser discriminada desde un principio, buscaba encontrones con los trabajadores y después se disculpaba “No te preocupes. Si hubiera literalmente alguien más a quien pudiera pedirle que hiciera esto, se lo pediría a él en lugar de a ti” comentan que decía Markle a una de las trabajadoras.

Meghan Markle y el príncipe Harry

Los testimonios

“Todos sabían que la institución sería juzgada por su felicidad. El error que cometieron fue pensar que ella quería ser feliz “, se cita a un ex miembro del personal. “Ella quería ser rechazada, porque estaba obsesionada con esa narrativa desde el primer día”.

“Cada 10 minutos ella y Harry me gritaban. Era: ‘no puedo creer que hayas hecho esto. Me has defraudado. ¿En qué estabas pensando?’” (...) se prolongó durante un par de horas”, recordó.

La escritora afirma que uno de los trabajadores quedó completamente traumatizado con la experiencia, muchos afirman que las primeras semanas recibieron constantes llamados de atención de parte de la pareja “Cada 10 minutos ella y Harry me gritaban. Era: ‘no puedo creer que hayas hecho esto. Me has defraudado. ¿En qué estabas pensando?’” (...) se prolongó durante un par de horas” comentan.

También afirman que desde el palacio se le llamó la atención a la pareja debido a las denuncias recibida de parte de los ayudantes reales sobre los malos tratos y la respuesta de Markle fue enfática “No es mi trabajo mimar a la gente”.