La joven de 17 años a la que se le perdió el rastro el 22 de noviembre, luego de salir de su casa para dirigirse a su colegio en Peñalolén, apareció con vida en Concepción. 

Fue así como Óscar Valdés, teniente de la SEBV de Carabineros, entregó los detalles de la exitosa búsqueda de la joven, pero no descartó la participación de otras personas en el caso.

A través de un punto de prensa se entregaron los detalles, donde explicaron que un funcionario de Carabineros de Concepción, que sabía de la desaparición de la joven y la investigación que se estaba realizando, vio a una joven de características similares a las de las fotos difundidas. 

De acuerdo a lo dicho, la joven de 17 años tenía un comportamiento extraño:

 “Es por eso que se acerca a ella con una pronta calidad, y con la finalidad de brindarle alguna ayuda o contención“, dijo el carabinero.

En ese instante la joven le pidió su teléfono para poder comunicarse con alguien. Fue ahí cuando el carabinero se dio cuenta que se trataba de la joven desaparecida en Peñalolén.

“Él amablemente le facilita su teléfono particular para llamar. Al momento de escuchar esa comunicación, se da cuenta que se trataba de esta joven que se encontraba en calidad de desaparecida“, explicó.

Su madre agradeció ayuda en la búsqueda

La joven fue encontrada en aparentes buenas condiciones de salud física. Sin embargo, aún no se sabe qué sucedió realmente con ella. 

 “No se puede descartar la participación de una tercera persona”, aseguró.

A pesar de los terribles días que vivió la madre, agradeció la participación de Carabineros, Fiscalía y la prensa en la búsqueda de Mariana, lo que finalmente logró dar con el paradero. 

“Lo único que queremos ahora es estar con ella, Marianita está muy bien. Fueron muchos ojos los que me ayudaron a encontrar a mi hija”, dijo la madre.

Madre