Este martes se dio a conocer el horroroso parricidio que habría cometido una madre en contra de su hija de 3 años y del primogénito de 10. La menor está sin vida y el hijo mayor de la mujer se encuentra gravemente herido. Hoy, el Tribunal de Garantía de Rancagua amplió la detención de la mujer.

Un hombre adulto habría encendido las alarmas pidiendo auxilio acusando que su conviviente había atacado con un arma blanca a sus dos hijos.

El coronel Patricio Tirado, prefecto de Cachapoal, dijo que “ingresó el aviso de una persona que decía que su conviviente había herido a sus hijos. El personal policial se constituyó en el domicilio verificando que lamentablemente una menor de 3 años se encontraba fallecida”.

parricidio

Carabineros de Chile acudió al lugar, dejando detenida a la mujer, luego de percatarse que la niña de 3 años se encontraba fallecida en la cocina. 

El hijo de 10 años de la mujer tenía cortes en el cuerpo, dejándolo en riesgo vital y teniendo que ser trasladado hasta un hospital cercano.

Además, una menor de 7 años también estaba dentro de la casa, pero resultó sin lesiones, ya que se habría escondido en el baño para no resultar herido. “Por ahora se encuentra en el domicilio de unos familiares”, aseguró el coronel.

Durante esta mañana se realizó la audiencia de control de detención de la imputada, sin embargo, por falta de diligencias pendientes, el tribunal decidió ampliar la detención de la única imputada. 

Hasta el viernes 3 de diciembre se mantendrá a la mujer en esa condición, según explicó la Defensoría de la Niñez, parte querellante.