Muchas veces en los concursos de belleza suelen suceder polémicas que no dejan indiferente a nadie. Esta vez el escándalo ocurrió en Sri Lanka, país insular al sur de India.

Fue el pasado domingo cuando en el show de la coronación de Miss Sri Lanka se proclamó como ganadora a Pushpika De Silva. Fue felicitada por su compañera y fue sentada y coronada. Estaban todos felices por su logro. 

Hasta que de repente, apareció la ex Miss Mundo Caroline Jurie hablando con un micrófono en el escenario. Allí dijo a todos los espectadores que De Silva no podía ser coronada, ya que estaba divorciada.

Hay una regla de que dice que tienes que estar casada y no divorciada, así que soy la primera al decir que la corona va para la primera finalista”, explicó, según indica El Tiempo.

Luego, la misma Jurie le arrebató la corona de la cabeza a Pushpika De Silva y se la dio a la otra finalista, a quien proclamaron finalmente como ganadora del certamen.

De Silva se fue obviamente furiosa del lugar, y más tarde agregó que sufrió lesiones leves en la cabeza. Además tuvo que justificar las “acusaciones” de estar divorciada, señalando que era una mujer casada según la ley.

Ya tomé las acciones legales necesarias por la injusticia y el insulto que se ha producido”, indicó.

Es la legítima ganadora

Por su parte, la organización de Miss Sri Lanka criticó el comportamiento de Jurie, y aclaró que De Silva sigue siendo la legítima ganadora del certamen, pese al escándalo en el escenario.

“Fue una vergüenza cómo se comportó Caroline Jurie en el escenario y la organización Mrs. World ya ha comenzado una investigación sobre el asunto”, manifestaron.

Cabe señalar que este certamen acepta solo a mujeres casadas, por lo que no está permitido a divorciadas participar.

Arresto a Caroline Jurie

Luego del incidente, Pushpika De Silva presentó una denuncia por agresión por parte de Jurie, que la dejó con heridas en la cabeza y un desmayo.

Jurie fue detenida por la policía junto a la ex modelo Chula Padmendra este jueves en Colombo, indica EFE.

Por su parte, De Silva fue coronada otra vez este martes en una ceremonia más pequeña.