Bajo el lema “mujeres, vida, libertad” las mujeres y hombres han salido en al menos 40 ciudades de Irán a protestar por la muerte de Mahsa Amini, joven de 22 años que falleció tras ser arrestada por usar mal el velo.

La joven fue arrestada el martes 13 de septiembre por la policía de la moral para asistir a una “hora de reeducación”, y falleció el viernes de esa semana.

Luego de eso, se han provocado una serie de manifestaciones en todo Irán y en el extranjero, pidiendo el fin a la violencia contra las mujeres y a la obligación de usar el hiyab. 

A causa de esto, las autoridades de Irán decidieron restringir el uso de Internet en dicho país, señala CNN

Hasta que terminen los disturbios, Internet tendrá limitaciones. Para evitar la organización de disturbios a través de las redes sociales, estamos obligados a limitar Internet”, sentenció el ministro de Comunicaciones de Irán, Ahmad Vahidi.

La agencia de monitoreo de Internet Netblocks informó que el país ya sufría una de las restricciones más severas desde 2019, cuando ante protestas por el combustible, las autoridades decidieron restringir internet desconectando casi por completo a Irán.

Las mujeres de Irán viven bajo una fuerte discriminación y reducción de sus derechos tras la Revolución Islámica de 1979. Esto aumentó con la llegada al poder del presidente ultraconservador Ebrahim Raisí.

Padre pide investigar la muerte de Mahsa Amini

La policía iraní negó alguna responsabilidad en la muerte de la joven: “repentinamente sufrió un problema del corazón”, aseguraron en un comunicado.

No obstante, piden una investigación ante las dudas de la población y declaraciones contradictorias con los hechos.

El padre de Mahsa Amini, Amjad Amini, señala en BBC: “Les pregunté por qué no trasladaron antes a mi hija al hospital cuando colapsó en la estación de policía y me dijeron que la llave de la ambulancia se perdió por 20 minutos y no la podían encontrar ¿Puedes creer eso?”.

No puedo creer que esté muerta, no quiero creerlo”, dice el padre.

Las autoridades han dicho una serie de mentiras”, continúa. “Dijeron que tenía una condición médica anterior, pero eso es una mentira. El reporte médico está lleno de mentiras. El doctor me dijo que ellos podían reportar lo que quisieran”.

“Mi hija era tan inocente, era muy honesta, muy moderna, era un ángel. La extraño. Iba a ser su cumpleaños número 23 ayer. Quería ir a la universidad la siguiente semana, quería estudiar microbiología, era su sueño que nunca se va a cumplir”, lamentó el hombre.