La empresa Google acordó pagar 118 millones de dólares para resolver una demanda judicial que acusa de discriminar a las mujeres a través de su salario y su rango. 

El acuerdo abarca a más de 15.500 empleadas que trabajaron en California desde septiembre de 2013. Dichas mujeres trabajaban en varios niveles y divisiones, y la compensación media asciende a unos 7.600 dólares

"Tras casi cinco años de litigios, ambas partes acordaron que resolver el caso sin admisión (de responsabilidad) o conclusión, es lo mejor para todos. Y estamos muy felices de llegar a este acuerdo", dijo un portavoz de Google a AFP

Denuncia por discriminación de género y equidad salarial

Dicho acuerdo es consecuencia de una demanda que presentaron extrabajadoras de Google en 2017 ante un tribunal de San Francisco, donde afirmaban que la empresa les pagaba menos a las mujeres respecto a los hombres en los mismos cargos, y que las designaban en puestos de menor rango aunque tenían experiencias y calificaciones equivalentes a los hombres, bajo el pretexto de basarse en sus sueldos anteriores. 

Según el escrito del acuerdo, revelado por los abogados, Google "niega todas las acusaciones de la denuncia y afirma que (el grupo) ha cumplido en todo momento de manera íntegra con todas las leyes, normas y reglamentos aplicables". 

Sin embargo, añadieron que "estamos absolutamente comprometidos a remunerar, contratar y nivelar a todos los empleados de manera justa y equitativa", enfatizó el portavoz de la compañía. 

Según la demanda, el acuerdo prevé que un psicólogo independiente de la organización analice las prácticas de contratación de Google y la igualdad salarial.