Durante la jornada de ayer fueron formalizados los dos presuntos autores del asesinato de la ambientalista Javiera Rojas, quien fue hallada el domingo pasado, atada de pies y manos, en Calama. 

El crimen fue cometido por un venezolano y un chileno, este último sindicado como pareja y conviviente de la mujer, por lo que fue formalizado por femicidio, mientras que el otro sujeto fue imputado por el delito de ensañamiento y alevosía. 

Los antecedentes entregados por Fiscalía aseguran que el crimen de la ambientalista de 42 años, Javiera Rojas, se comenzó a gestar el 25 de noviembre, cuando ella junto a su pareja y el hombre venezolano se trasladaron hasta una casa abandonada en calle Antofagasta, ubicado en la ciudad de Calama. 

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Habría sido una discusión de dinero la que gatilló el fatal desenlace, donde los hombres la amarraron de pies y manos, y luego la golpearon y torturaron durante horas. La mujer habría permanecido durante horas en esas condiciones, donde finalmente no resistió las golpizas y falleció en el lugar. 

Sin embargo, tuvieron que pasar cuatro días para que su cuerpo fuera hallado por un hombre que llegó hasta el inmueble para pasar la noche. El día 29 de noviembre se encontró el cuerpo de la mujer asesinada.

Los testigos del hecho resultaron claves al momento de entregar antecedentes para llegar hasta los presuntos autores del crimen de Javiera Rojas. 

Fiscalía

El Juzgado de Calama finalmente decretó 200 días de prisión preventiva para los dos hombres acusados del delito. El chileno de 29 años, quien confirmó ser pareja de la mujer, fue formalizado además por el delito de femicidio consumado, mientras que el hombre de nacionalidad venezolana, quien se encuentra de forma ilegal en nuestro país, fue formalizado por el delito de homicidio consumado. 

Los dos hombres sindicados como asesinos de la ambientalista fueron trasladados hasta la cárcel de Calama. Uno de ellos se encuentra contagiado de Covid-19, mientras que el otro hombre es contacto estrecho del autor del crimen.

Javiera Rojas era una reconocida ambientalista que residía en Combarbalá, en la región de Coquimbo, quien pertenecía a la Agrupación Ecológica Valle de El Durazno. Además, la mujer participaba activamente en contra de la Termoeléctrica de Prime y el embalse La Tranca. 

Javiera Rojas