Una impactante confesión remeció a la comunidad de Osorno, de la Región de Los Lagos: El crimen revelado por un hombre, 24 años después. 

La semana pasada, un sujeto de 65 años le confesó a su hija haber asesinado a su madre, mujer que se encontraba desaparecida desde 1998 y cuyo hecho fue denunciado en el 2007, de acuerdo a la información entregada por la Policía de Investigaciones (PDI).

A partir de esto, funcionarios de la PDI concurrieron hasta el lugar señalado (las caballerizas de un club deportivo), descubriendo las osamentas y vestimentas que pertenecían a la mujer desaparecida. 

Luego de realizar diversas diligencias investigativas, detectives establecieron la veracidad de los antecedentes, cuya víctima se trataría de una mujer adulta, quien habría desaparecido en 1998 tras haber sido ocultado el cuerpo en dicho sector, lugar donde el presunto victimario del delito se desempeñada como empleado. 

Para ocultar su responsabilidad en el crimen, el sujeto le dijo a sus hijos que su madre los había abandonado. Sin embargo, la familia de Marisol Abello, mujer desaparecida desde hace 24 años, siempre centró sus sospechas en el sujeto.

"Ella está muerta y está en este lugar"

Según consignó La Cuarta, en 2007 la familia hizo una denuncia por presunta desgracia luego de que un vidente les dijera que la mujer estaba fallecida y enterrada en Osorno. 

“Me fui con mi papá, arrendamos un colectivo, nos fuimos para arriba, al club de campo, yo le mandé fotos a ese caballero (vidente) y me dijo: ‘En un 99%, ella está muerta y está en este lugar’”, recordó María Abello, hermana de la víctima, a Meganoticias

Sin embargo, pese a las pruebas claves que la familia creía tener, el caso fue archivado.

Cabe destacar que, por este crimen, la fiscalía local se declaró incompetente debido a la fecha de ejecución del delito.

Eso sí, los padres de Marisol exigen justicia. “Fue un pecado muy grande, muy grande, tanto para él, para mis nietecitos, como para nosotros. Aquí sufriendo 24 años que podría llegar algún día”, lamentaron.