Un bebé de un año murió luego, de que por error de su madre, se quedara encerrado durante 9 horas en un auto y expuesto al calor, en Dallas, Estados Unidos.

Según consigna el alguacil Thomas Gilliland en el sitio People, el hecho ocurrió el pasado viernes luego de que la mujer fuera a dejar a sus otros dos hijos a la guardería, dejando al lactante en el auto. 

9 horas encerrado

Luego de varias horas, la progenitora salió en otro automóvil al gimnasio y a hacer trámites, tras lo cual fue a buscar a sus hijos. Cuando regresó a casa, olvidó que el bebé se encontraba en el primer vehículo.

Según afirma el sheriff, el grave error de la mujer ocurrió cuando salió nuevamente a buscar a sus hijos, debido a que ocupó el otro automóvil de la familia.

De hecho, la mujer insistió en que le entregaran a los tres pero los educadores le aseguraron que solo había dejado por la mañana a dos de sus hijos. Después de esto, volvió a su casa y se encontró al bebé fallecido.

Los servicios de emergencias reportaron que la causa del deceso era asfixia, mientras los oficiales a cargo de las investigaciones indicaron que el menor de edad habría estado en el lugar desde las 09:00 horas de la mañana hasta las 17:00 en la tarde.