Sí, el uso de las vacunas que buscan combatir el Covid-19 puede provocar cambios en la menstruación de algunas mujeres, sin embargo, esto sucede de forma leve en comparación a la variación natural de los ciclos femeninos.

Eso, según lo revelado en el estudio que realizó el British Medical Journal (BMJ), el que concluyó que son resultados “tranquilizadores”, según lo dicho por Victoria Male, especialista en reproducción del Imperial College London (R. Unido).

La profesional indicó que la inoculación en contra del Covid-19 sí afecta en el ciclo menstrual, pero los efectos no son realmente significativos ni duraderos.

Estudio americano

Se realizaron dos estudios, donde el primero analizó los datos de 3.959 mujeres en Estados Unidos, las que registraron al menos seis ciclos menstruales consecutivos en una aplicación móvil de seguimiento menstrual. Del total de mujeres, 2403 mujeres habían recibido la vacuna, mientras que el resto de mujeres se integró en el grupo de control.

Tras el estudio los investigadores no encontraron cambios en los tiempos de las menstruaciones posteriores a la primera dosis de vacuna, mientras que la segunda se asoció con un retraso menor de 0.45 días.

Donde los resultados fueron más evidentes fue en 358 mujeres que recibieron la vacuna durante el mismo ciclo menstrual, arrojando así un retraso de 2.32 días en el siguiente periodo.

De las mujeres que integraron el grupo solo anterior solo el 11% de ellas experimentó cambios en la duración de su ciclo por más de ocho días y quienes no estaban vacunadas, solo el 4%.

Eso sí, Male aclara que todos los grupos de mujeres que participaron en el estudio volvieron a la normalidad tras concretar dos ciclos luego de la vacunación.

Menstruación

Investigación noruega

La segunda investigación fue realizada a 5.688 mujeres en Noruega, a las que se les preguntó si habían tenido cambios marcados en sus periodos en ciclos anteriores y posteriores a recibir la vacuna.

De las participantes, el 38% dijo que experimentó al menos un cambio en los ciclos previos a recibir la vacunación, lo que aumentó a un 39% tras recibir la primera dosis y un 41% después de la segunda vacuna.

De lo anterior se pudo concluir que luego de la vacunación el cambio más común es la aparición de periodos más intensos de lo común. Victoria Male asegura que "estos resultados son tranquilizadores. Sí se producen cambios en el ciclo menstrual después de la vacunación, pero estos son menores al compararlos con las variaciones naturales y se revierten rápidamente".

La especialista es severa en aclarar que en algunos países como el Reino Unido, por ejemplo, el programa de vacunación no permite que se reciba la vacunación completa durante el mismo ciclo menstrual, razón por la que los resultados de los estudios realizados en Noruega y Estados Unidos no pueden ser efectivos debido a ésto.