Durante el sábado, un menor de 15 años, identificado como Facundo, recibió una brutal golpiza por parte de sus compañeros de equipo en la localidad de Neuquén, Argentina. 

Según los antecedentes, la razón habría sido que el joven perdió un penal en un torneo amateur entre menores, que se realizó en una cancha ubicada en el barrio Valentina Sur. Luego de errar el gol, otros tres jóvenes, que serían todos hermanos, procedieron a golpearlo.

"En circunstancias propias del partido, estaban jugando un grupo de chicos de entre 13 y 15 años, y parece que la víctima erró un penal, empezaron a discutir, a pelearse entre ellos, se metió un adulto también a defender a sus hermanos”, contó el fiscal a cargo del caso, Germán Martín, de Delitos Juveniles.

Pese a que el fiscal dijo que tras la golpiza “después quedó todo ahí y siguieron jugando", el tío de Facundo, Pablo Quesada, afirmó a LMNeuquén que el menor quedó tirado en el suelo y fue encontrado unos minutos más tarde por otra familiar, tras lo cual se lo trasladó al hospital Heller. 

Le extirparon el bazo

Los médicos detectaron que el bazo de Facundo se encontraba comprometido producto de los golpes recibidos, y debió ser extirpado. “Le daban una patada más y lo mataban", dijo su tío, quien señaló que por lo menos el joven despertó.

Facundo, joven golpeado por errar un penal

"Estos días estuvo mejorando, pero no puede caminar, necesita ayuda para todo, está muy mareado y muy anémico. Lo bueno es que se despertó", expresó Pablo

"Cualquiera que lo conozca y le preguntes, te va a decir que Facundo no es problemático, no anda metido en quilombos y no tiene muchos amigos. No se entiende una violencia desmesurada contra un chico que no se sabe defenderse. Los vecinos de Valentina ya conocen a estos chicos y dicen que siempre hacen lo mismo y saben cómo manejarse cuando se mandan una cagada", dijo además.