Tras anunciar que se postulará como candidata a gobernadora de California, Caitlyn Jenner ha hecho polémicas opiniones en materia de derechos de las personas trans. 

Jenner, quien es una exatleta olímpica, se sometió a un proceso de transición en 2015 tras declararse una mujer transgénero. Previo a eso, era conocida como “Bruce Jenner”, en ese entonces esposo de Kris Kardashian .

Pero pese a ser ella misma una exatleta trans, afirmó a TMZ que no le gustaría que las mujeres trans participaran en deportes femeninos. 

"Simplemente no es justo", dijo cuando le preguntaron sobre qué le parecía la idea de que estudiantes trans puedan competir en equipos deportivos escolares que se alineen con su identidad de género. 

"Esta es una cuestión de justicia", le dijo Jenner al reportero. "Por eso me opongo a que los niños biológicos que son trans compitan en deportes de niñas en la escuela. Simplemente no es justo. Y tenemos que proteger deportes de niñas en nuestras escuelas", agregó.

"No esperaba que me preguntaran esto en mi recorrido por el café del sábado por la mañana, pero tengo claro cuál es mi posición", señaló luego en Twitter, el que tuvo muchas quejas.

Mujeres trans en deportes femeninos

Hay diversas opiniones sobre si se debiera "permitir" a las mujeres trans en deportes femeninos, esto porque hay dudas si las primeras tienen ventajas físicas sobre las mujeres de sexo femenino.

En especial porque la división en deportes femenino-masculino está pensada por la contextura diferente de cada sexo, más allá del género. En este sentido, las mujeres cis no son solo discriminadas o infravaloradas por el género, sino también por las características físicas asociadas a su sexo, lo que la categorización pretende minimizar.

Ya han habido casos de mujeres trans que ganan campeonatos y han causado polémica, como la ciclista Rachel McKinnon que ganó en el  Campeonato del Mundo UCI Masters Track.

Rachel McKinnon

Lo mismo pasó cuando la deportista trans Mary Gregory batió cuatro récords del mundo femenino en halterofilia al participar. Lamentablemente, muchas de estas mujeres trans reciben mensajes de odio por ganar.

Pero desde la comunidad recalcan que una mujer trans que ha pasado por un proceso de transición, no es igual a un hombre cis. Las mujeres trans se someten a un tratamiento con estrógeno y los bloqueadores de la testosterona

Esto provoca cambios muy significativos en la musculatura, siendo más débiles que un hombre normal. En este sentido, tampoco sería “justo” que las mujeres trans solo pudieran participar en la categoría de hombre.

De todas formas, algunos estudios han indicado que las personas que ya pasaron por la pubertad masculina conservan algunas ventajas significativas en cuanto a fuerza, incluso tras tomar medicamentos hormonales. Pero no hay consenso científico que demuestre esto.

En cambio, varios estudios afirman que las mujeres trans tienen sufren una debilidad significativa tras su transición: "Cada vez más hay un consenso entre los médicos que los efectos de tomar hormonas femeninas anulan cualquier fortaleza o ventaja muscular que la testosterona habría podido generar", señalan desde la Fundación para las Mujeres en el Deporte.