Hace algunos meses, la actriz Alyssa Milano sorprendió a sus seguidores de Instagram mostrando un video en el que muestra un extraño efecto colateral tras haber contraido coronavirus: la caída masiva del cabello.

La actriz se grabó luego de darse un baño y con su pelo mojado procedió a peinarlo con su cepillo favorito para dar cuenta de cómo se le cae a pedazos el pelo, situación que se generó semanas después de haber contraído Covid-19. 

Caída del cabello: Un síntoma recurrente

La actriz le dio visibilidad a un problema que se produce a raíz del coronavirus y que hoy en día y tras millones de contagios, muchas otras personas están experimentando. 

Las consultas a dermatólogos por este problema han ido en aumento, y aunque aún no se sabe bien cuál es la relación entre la enfermedad y la aparición de la alopecia, actualmente en diversos centros de salud se estudia el tema y se trata de diversas formas. 

“Hemos visto que desde la aparición del Covid-19 han aumentado progresivamente las causas por caída de cabello, lo que se debe a múltiples factores, como la presencia de estrés fuera de lo habitual”, dice el doctor Jorge Larrondo, dermatólogo de Clínica Alemana en el sitio oficial del centro de salud.

Hemos visto que existe, a los tres meses, una gran caída del cabello, que nosotros agrupamos dentro de un diagnóstico que se llama efluvio telógenoexplica el especialista que agrega que de los entre 100 y 200 cabellos que perdemos diariamente, con esta patología el número sube hasta a 500 diarios.

Caída de pelo por coronavirus

Este fenómeno se produce cuando “muchos de nuestros pelos, que están normalmente en etapa de crecimiento, pasan en un gran porcentaje hacia la etapa de caída. Esto se ve después de situaciones de estrés muy intensas, fuera de lo común, como grandes cirugías, enfermedades infecciosas, inflamatorias o patologías que cursan con fiebre muy alta”, detalla el especialista.

Síntoma pasajero

El especialista llama a no alarmarse, y da una buena noticia:  el síntoma parece ser pasajero y no debería durar más de 3 meses. Si la caída del cabello continúa después de este tiempo, es necesario contactar a un especialista. 

Asimismo, si la persona ya cuenta con problemas de caída del cabello es necesario consultar y comenzar con un tratamiento paleativo que ayude a que las consecuencias no sean tan visibles durante los 3 meses que dura el efluvio telógeno.