La bomba, que estuvo enterrada desde la Primera Guerra Mundial, dejó dos fallecidos: el hermano y un amigo de la novia

Hace unos días, se registró un terrible accidente ocurrido en plena luna de miel que dejó a dos personas fallecidas. Durante una fogata realizada por los novios y algunos amigos de la pareja, una bomba enterrada desde la Primera Guerra Mundial, explotó inesperadamente.

Lidiia Makarchuk, de 31 años, viajó de Inglaterra a un lugar turístico de su país natal, Ucrania, para celebrar su luna de miel junto a su esposo -el operador de radio de 43 años Norbert Varga, según consigna La Cuarta-, y sus personas más cercanas.

El viaje incluyó un paseo por la frontera de Hungría y otras atracciones, hasta que lo peor ocurrió.

Bomba explotó en plena luna de miel

Estaban en un antiguo campo de batalla sentados Lidiia Makarchuk y sus amigos, mientras tomaban y conversaban. De la nada, una bomba explotó a su lado, impactando brutalmente a la novia con fragmentos del explosivo. Si bien resultó malherida y se encuentra internada en un hospital, logró salvarse.

En el caso de su esposo, este estaba en su carpa buscando una cámara cuando sintió el estruendo de la bomba.

Bomba de la Primera Guerra dejó dos fallecidos

 

“Mientras empacaba mi equipo, el sonido de una explosión y los gritos rompieron el silencio. Corrí hacia la fogata lo más rápido que pude gritando el nombre de Lidiia”, relató según La Cuarta.
 

“Lo único que lamento es no llamarlo para decirle que lo amaba”, dijo la mujer herida sobre su hermano, a quien vio agonizar a unos metros de ella. Finalmente, él y un amigo de ella no soportaron las heridas y fallecieron.

Según medios locales, la bomba sería de 1916 y habría pertenecido a la ofensiva de Brusilov, campaña emprendida por los rusos contra el imperio austrohúngaro.